Una escena asquerosa y de locura desmedida se vivió esta tarde 26/11 en Tandil, cuando manifestantes del la agrupación 1° de Octubre arrojaron baldes con orina y excremento a la Policía Federal que estaba custodiando la comisaría en donde estaban alojados 11 miembros (2 hombres y 9 mujeres) del grupo que habían sido demorados por bloquear la sede de la Secretaría de Trabajo y Empleo de la Nación de esa localidad.
Todo comenzó cuando los manifestantes se pelearon con las autoridades locales por planes sociales, y ante la negativa de la Anses intentaron tomar la sede. La policía intervino, los desalojó y demoró a 11 de los manifestantes para confirmar sus domicilios. Pudieron identificar a Griselda Altamirano, líder de 1° de Octubre y al “Mono” Lezcano, otro de los integrantes.
El video es elocuente: ante las constantes agresiones y baldes con desechos cloacales, los oficiales no intervienen y se quedan quietos en su lugar.
 
Según explicaron en el portal TandilNews, el movimiento 1° de Octubre tiene influencia en Azul y en Tandil y se caracteriza por escrachar. Su objetivo es conseguir más planes sociales. Su líder, Altamirano, pidió 500 para toda la agrupación pero el Gobierno se negó y hace meses que están en conflicto.