En conferencia de prensa, el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el canciller Jorge Faurie, fustigaron este jueves (24/01) al kirchnerismo por su postura ante la situación que se vive en Venezuela. En un año electoral, todo lo que sirva para confrontar y polarizar con los K será utilizado por la Casa Rosada…

Mucho se ha escrito ya en Urgente24 respecto a la estrategia electoral de Mauricio Macri de confrontar y polarizar con el kirchnerismo (así ganó las elecciones de 2015 y 2017) -polarización que también le sirve a Cristina Fernández, aunque en este contexto de crisis económica y con ima gen en caída, Macri es quien parece necesitar más de la ‘grieta’-. En este sentido, la crisis en Venezuela se metió en la campaña electoral argentina.

“Lamento el pronunciamiento del kirchnerismo, si hay algo donde ellos mismos han señalado sus fuerzas es en los Derechos Humanos, y los Derechos Humanos no pueden tener color ni ideología, son derechos que tenemos todos. Me entristece esta mirada sesgada y aislacionista, en una sociedad que ha sufrido dictaduras y sabe lo que es“, dijo Garavano, al término de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada.

Y cuestionó “que por un tema ideológico o de otro tipo de afinidades se hagan este tipo de declaraciones, preocupan, llaman la atención y comprometen la mirada que (en el kirchnerismo) tienen sobre los Derechos Humanos”.

También aprovechó para elogiar el gesto de dirigentes del PJ moderado, que se sumaron al repudio aNicolá s Maduro. “Valoramos positivamente que un sector muy amplio de la oposición y del PJ haya estado en consonancia con el Gobierno y las grandes democracias de la región, y reconozca a Guaidó como presidente y de esta dictadura que vive Venezuela“, dijo el ministro Garavano.

Cabe destacar que tanto Miguel Ángel Pichetto, como Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa repudiaron ayer la “dictadura” de Maduro y expresaron su respaldo a Guaidó.

Por su parte, Faurie también cruzó al kirchnerismo por avalar “la represión que se hizo de aquellos que se manifestaban pacíficamente”. “No es bueno que no se reconozca la libertad ni la necesidad de que se viva en democracia“, cuestionó. Y expuso que en Venezuela “claramente no hay una democracia y no hay respeto ni por las libertad es personales ni por las libertades políticas, ni por los Derechos Humanos”. 

“Todos los argentinos, todas las fuerzas políticas, tienen clara conciencia de cuándo existe democracia en un país. Cuando en un país no hay transparencia, cuando pueden ir a votar solo quienes tienen carnet patriótico, ahí no hay democracia ni respeto por las libertades políticas ni personales. No es bueno que no se reconozca todo eso”, afirmó el canciller Faurie durante la conferencia.

Cabe recordar que ayer, el bloque de diputados nacionales FpV-PJ repudió lo que definió como “el intento de golpe de Estado en Venezuela”. En el mismo sentido, y en pos del derecho de todo el pueblo venezolano, instaron a que “se llegue a una solución basada en el diálogo y la paz, libre de violencia”.

Los pueblos son sagrados para los pueblos. Es un acto de desprecio a la libre determinación de la ciudadanía venezolana que viene decidiendo en el marco de elecciones democráticas y con veedores internacionales, que países de la región -o muy gravitantes en el mundo- por razones ideológicas y desde afuera pretendan ser quienes reconozcan o desconozcan a las autoridades surgidas de elecciones”, expresó el bloque a través de un comunicado.

Para el Frente para la Victoria “es inadmisible cualquier tipo de intervención extranjera sobre la soberanía del pueblo de Venezuela, y de cualquier nación del planeta”, y sostuvieron que “la injerencia indebida sólo profundizará los problemas latentes del pueblo hermano. El diálogo es el camino y la democracia, el único procedimiento”.