Con la muerte de una mujer de 29 años de nacionalidad chilena se suman ya 10 victima fatales por el contagio de hantavirus. La última víctima murió luego de haberse contagiado durante una visita a la localidad chubutense de Epuyén, en la provincia de Chubut, localidad que registra una fuga de turistas masiva. El hantavirus acabó con todas las proyecciones turísticas que hasta noviembre de 2018 eran más que positivas.
Ante este escenario, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, aseguró que “dormiría, comería e incluso viviría en Epuyén con todo gusto”, durante su visita a esa local idad de la cordillera por el brote de hantavirus, que no sólo dejó 10 muertos, sino 28 casos confirmados y 81 personas en aislamiento obligatorio.
El gobernador aseguró que “no es bueno generar una psicosis, por eso estoy acá. Vine en persona con parte de mi gabinete para llevar tranquilidad”, dijo durante una rueda de prensa que ofreció luego de escuchar un informe de la mesa multisectorial, que atiende el brote del virus.
En cuanto al número de turistas en Epuyén, las cifras se desplomaron y se estima que en total las plazas ocupadas no llegan ni siquiera al 20%, lo que “no espera revertirse en las próximas semanas”, por lo que sería una temporada turística “para el olvido”.
El gobernador de Chubut también confirmó que “ya dio instrucciones al equipo económico y a las autoridades del banco del Chubut para que se implementen medidas de asistencia a los emprendedores turísticos, incluso con créditos a tasa subsidiada, para colaborar en este difícil momento”.
2 nuevos casos:
El último parte del Ministerio de Salud de Chubut emitido ayer 12/01 había informado la confirmación de 2 nuevos casos con hantavirus en la cordillera elevando el número total a 28 infectados.
“Los 28 casos positivos notificados se encuentran con nexo epidemiológico, vinculados al brote de hantavirus localizado en Epuyén “, indica el parte.
El intendente de Epuyén, Antonio Reato, le informó a Télam que desde este fin de semana se incrementó la presencia de agentes de la Policía de Chubut, quienes se ocuparán de vigilar que las personas en observación y sus relaciones directas, cumplan con el aislamiento obligat orio impuesto ayer judicialmente por el juez penal de Esquel, Martin Zacchino.
“Es un momento difícil pero tenemos que seguir adelante y la gente tiene que cumplir con lo que se le ha pedido para que podamos atravesar más rápido el brote”, dijo el intendente.
Especialistas del ministerio de Salud enviados al pueblo le explicaron a Télam que el uso del barbijo sólo es estrictamente necesario para las familias bajo aislamiento. “Al aire libre no hay peligro para la gente, solo en ambientes cerrados y en contacto con alguien contagiado”, detallaron tratando de llevar tranquilidad a la población.
En declaraciones a TN, el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, había dicho que los contagios se desencadenaron en una fiesta de 15, el 8 de noviembre del año pasado. “Contagió a muchos de los contactos que estaban en la fiesta y, a su vez, esas personas contagiaron a otras”,explicó.