La esposa y las tres hijas de Gabriel Agüero, un chef argentino que trabaja desde hace un año en Qatar, no pueden volver a la Argentina debido a que la línea aérea a la cual le compraron los pasajes dejó de operar en ese país a raíz del bloqueo internacional impuesto por cuatro naciones vecinas.

Por cuestiones de carácter político, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein, Arabia Saudita y Egipto, vecinos a Qatar, bloquean el país por “aire, mar y tierra”, con lo que sus empresas tienen prohibido entrar o salir de ese emirato.

El bloqueo y la ruptura de relaciones diplomáticas con Qatar se inició el 5 de junio último a raíz del supuesto apoyo financiero que ese estado le brinda a grupos islámicos en distintos países de la región, especialmente los Hermanos Musulmanes, considerados terroristas por los países del Golfo.

El problema de los Agüero se debe a que la línea aérea Emirates, relata el chef argentino, “a la que le pagamos 6.500 dólares por los pasajes (unos 117.000 pesos), no nos reconoce la compra” y la familia tampoco dispone del dinero para contratar otra línea aérea que sí opere en Qatar. Telam