Mientras el PRO entrerriano sigue enredado en una inesperada interna para la renovación de autoridades partidarias, sus socios radicales se embarcaron en una carrera de posicionamientos de candidaturas.

Luego de que el actual director del Banco Nación, Atilio Benedetti dijera a los suyos que no va a jugar este año y que su objetivo es volver a buscar la gobernación en 2019, dentro del espacio que lidera, la corriente Illia, se blanquearon las pretensiones de cuatro candidatos:

Jorge D’Agostino buscará la reelección. Queda a salvo de las exigencias de la carta orgánica radical para estos casos, debido a que iría como candidato de Cambiemos, que se rige por su propio estatuto. El dirigente de Viale es más valorado en Buenos Aires que en su territorio. Es considerado un buen legislador, pero no es una figura que mida y no destaca por su vocación militante.

Juan Carlos Arralde. El ex senador y ex convencional constituyente se encuentra en una situación similar. Le reconocen condiciones para desempeñarse al frente de una banca, pero le objetan su limitado desarrollo como dirigente dentro del partido.

Jaime Benedetti es el hermano de Atilio. El ex diputado provincial y actual presidente del comité departamental de Gualeguaychú tiene como principal capital político su apellido, ya que no lidera el grupo. Su postulación terminó por formalizar el paso al costado de su hermano.

Gustavo Cusinato. El ex diputado y director de Radio y Televisión Argentina, ha tenido un escaso protagonismo en la vida del radicalismo de los últimos años.

Fabián Rogel, por la Alternativa Radical es, con Benedetti fuera de carrera, el dirigente de mayor peso político entre los anotados. Fue diputado provincial y nacional y convencional constituyente. Precandidato a gobernador en 2015. Amigos y enemigos le reconocen capacidad como legislador, pero también su trabajo militante. Incluso sus adversarios más duros ven en Rogel a un armador político de tiempo completo.

Guillermo Vázquez. El dirigente de Concepción del Uruguay fue de los primeros lanzar su candidatura, dentro del Yrigoyenismo. Pero fue poco lo que ha hecho hasta aquí fuera de su departamento. Dentro de este mismo grupo se cuenta también como postulante al intendente de Sauce de Luna, Jorge Lacoste.

Cielo Espejo. Fue la primera mujer en postularse. Ex presidenta de la UCR de Concordia, la actual convencional nacional del radicalismo es impulsada por la agrupación Raúl Alfonsín.

Gracia Jaroslavsky. Después de muchos años afuera de la UCR, la hija del recordado Chacho Jaroslavsky volvió a la militancia con el armado que se ensayó el año pasado para el comité provincial, que proponía para la presidencia a Marcelo López. Empezó a mostrarse en las últimas semanas junto al montielista, Rubén Villaverde.

Marcelo López. El ex diputado de Concordia es, junto a Jaroslavsky, uno de los anotados dentro del frente interno que lo impulsó el año pasado a la presidencia del partido y que ahora se está reagrupando.

Luis Kirpach. Es parte del mismo espacio de López. Algunos lo cuentan como posible candidato, mientras otros descartan que apoyará a López.

Varisquismo. También se especula con un nombre que pueda surgir del sector del intendente Sergio Varisco, que se cuenta dentro del mismo frente. Aquí desde el año pasado se menciona el nombre de su hija Lucía.

Fuente: Página Política