El hecho ocurrió en los baños del Centro de Detención N° 6 del barrio San Antonio, en Formosa. El agente fue apercibido mientras que el recluso no recibió castigo alguno.

Un oficial penitenciario del Centro de Detención N° 6 del barrio San Antonio, en Formosa, vivió una incómoda situación al ser sorprendido practicándole sexo oral a un interno. El hecho ocurrió el 22 de abril, pero tomó trascendencia este último fin de semana cuando la noticia se viralizó en las redes.

El agente de 23 años fue encontrado en uno de los baños, de rodillas, practicándole sexo oral a un reo imputado en una causa judicial por los delitos de lesiones leves y hurto.

El hecho fue descubierto por los movimientos llamativos del uniformado que cumplía la función de “llavero”. Las cámaras de vigilancia del penal siguieron al oficial y vieron cómo ingresó inmediatamente después del interno.

Alertado por la situación, un oficial llegó hasta el lugar y se encontró al joven de 23 años con las manos en la masa. Al policía se le inició un sumario administrativo “por transgresiones al reglamento policial” en tanto que el reo fue devuelto a su celda sin castigo alguno.