Se trata Francisco “Paco” Durañona,  intendente ultra kirchnerista de San Antonio de Areco, quien realizó polémicas declaraciones el último fin de semana durante un acto público, donde exigió que su sector político tenga a sus propios miembros en la Corte Suprema de Justicia.

“Tenemos que ganar para lograr mayoría simple en el Congreso y el 11 de diciembre, el primer día, enviar un proyecto de ley para que se amplíe la cantidad de miembros de la Corte“, manifestó acompañado de otros dirigentes K durante el congreso provincial de “El Manifiesto Argentino”, con miras a las elecciones de este año.

“Los nuevos miembros tienen que ser militantes nuestros, no acomplejados que cuando les llega la edad de jubilarse se van y abandonan el cargo. Los militantes nuestros sabemos que van a defender nuestros intereses, los del campo nacional y popular”, agregó el el jefe comunal, quien explicó que así logran “blindar la posibilidad de avanzar y evitar que las reformas caigan en saco roto y terminen dando marcha atrás”.

Durañona, que asumió el cargo en 2011,​ reforzó su teoría en diálogo con TN: “Necesitamos desde nuestro espacio proponer jueces de la Corte que sean militantes nuestros, que tengan la preparación para que cuando lleguen los temas a instancia de la Corte, que nosotros mismos proponemos y creemos que son importantes, los puedan defender”.