Las manifestantes se concentraron frente a la casa de Entre Ríos en Buenos Aires y consideraron que la joven “está pagando una terrible condena por callar”

Un grupo de unas 30 mujeres reclamó hoy la liberación de Nahir Galarza, la joven condenada a cadena perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo, y afirmaron que “está pagando una terrible condena por callar, por tener miedo y no hablar con nadie sobre lo que le pasaba”.

Las manifestantes, bajo el nombre de “Todo presx es políticx”, se congregó frente a la Casa de la provincia de Entre Ríos en la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Suipacha 844.

“Fue un linchamiento propiciado tanto por los medios de comunicación masivos como por el poder judicial y la justicia entrerriana. Transformaron a Nahir Galarza en una bruja para no poner en discusión otros temas que, no casualmente, fueron invisibilizados y desestimados”, asegura un comunicado difundido por el grupo Todx Presx es Político.

Las relaciones de amor romántico y heterosexual en las que se generan las violencias machistas y la autodefensa real que pocas veces coincide con las situaciones contempladas en el código penal como parte de la legítima defensa“, agrega la misiva.

Con pancartas y caretas, las mujeres bregaron “por un transfeminismo abolicionista del sistema penal. Todx presx es políticx”.

Filo