Los trabajadores de la actividad avícola y porcina, junto con el personal permanente de establecimientos agropecuarios recibirán el bono de fin de año, no remunerativo, de $5.000 decretado por el Gobierno para empresas privadas y estatales.

Así lo informó la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), por medio de un comunicado, en donde también aclaró que, a diferencia de su extra, la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), informó que el pago de la asignación, para quienes formen parte de tal organización, se realizará en dos cuotas: $2.500 a cobrarse hasta el 20 de diciembre, y $2.500 a cobrarse hasta el 20 de febrero de 2019.

Con anterioridad, el líder del gremio, Ramón Ayala, heredero de Gerónimo “Momo” Venegas y principal alfil gremial de Cambiemos, había asegurado que “los rurales no estamos excluidos del decreto por el bono de fin año, tenemos una reunión pendiente esta semana, en día a confirmar, en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario”.

La UATRE viene de celebrar, el pasado viernes 23 de noviembre, un congreso nacional extraordinario en la localidad santafesina de Funes, con la participación de más de 700 congresales de todo el país.

Tal evento contó con la participación del ministro de Trabajo y Empleo de Santa Fe, Julio Genesini; Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria; Abel Guerrieri y Alfonso Máculus, presidente y vice de Renatre; Cecilio Salazar, intendente de San Pedro; Federico Angelini, diputado provincial y presidente del Pro en Santa Fe; los diputados provinciales José Liguen y Cesira Arcando; el diputado nacional, Pablo Ansaloni y el Consejo Directivo de Osprera.