La diputada radical Aída Ayala recibió la semana pasada por parte de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia la confirmación de su procesamiento y pedido de prisión preventiva. Tras la presión opositora por su desafuero, emitió un comunicado solicitando que se le quite la inmunidad parlamentaria de arresto para someterse al proceso judicial. Este jueves (11/10) seguía internada por una descompensación.

A pocos días de haber pedido su propio desafuero para someterse a la Justicia, la diputada nacional de la UCR y ex intendenta de Resistencia Aída Ayala fue internada este miércoles (10/10) y permanecía este jueves (11/10) en un sanatorio de la capital chaqueña, luego de sufrir una descompensación.

Según la agencia estatal Télam, la diputada radical fue internada este miércoles (10/10), cerca de las 19.30, en el Sanatorio Güemes, de la ciudad de Resistencia, y sus familiares esperaban un parte médico de la institución para conocer su estado de salud.

La descompensación que sufrió la diputada ocurrió una semana después de que la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmara su procesamiento y pedido de prisión preventiva dispuesto por la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger.

Ayala es acusada del delito de lavado y de enriquecimiento ilícito por el contrato con una empresa de residuos domiciliarios.

Tras conocerse su procesamiento, Ayala anunció el viernes pasado que pedirá a “la Cámara de Diputados de la Nación que resuelvan de inmediato la suspensión de los fueros” para ponerse “a disposición de la Justicia“.

“No me escudaré en los fueros parlamentarios, esclareceré los hechos y mi falta de responsabilidad en el lugar que corresponde: los tribunales de Justicia“, advirtió la diputada.

La oposición venía cuestionando la falta de análisis del desafuero de Ayala cuando en el Senado el oficialismo reclama la misma quita de la inmunidad parlamentaria de arresto para Cristina Kirchner.