Una mujer y su hija discapacitada fueron al municipio para intentar  hablar con el intendente Enrique Cresto para solicitarle bolsas de alimentos, y ante la persistencia en sus reclamos intervino la policía de manera violenta.

Según testigos, una de las mujeres fue ‘arrastrada de los pelos’, lo que provocó la intervención de un empleado municipal que intentó mediar en la conflictiva situación, y terminó detenido junto a ellas.

Hubo gritos, golpes, descontrol, personas que se descompensaron, por lo cual tuvo que concurrir la ambulancia.

Los hechos ocurrieron este martes al mediodía.

Según se informó a Cadena Entrerriana,  autoridades policiales de la división Operaciones de esta Jefatura, encontrándose en reunión en la Municipalidad de nuestra ciudad,  debieron tomar intervención  luego que una mujer que se encontraba reclamando a patadas en la puerta de la secretaria de Gobierno, provocara el estallido de una vitrina, incitando a otras personas a provocar disturbios

La mujer que se encontraba junto a una menor, comenzó a insultar al personal policial haciéndose presente un hombre, identificado como David (28),
contratado municipal, quien sin mediar palabras le propinó un golpe de puño en la cara a uno de los oficiales haciéndolo desvanecer por unos minutos.

Mientras se procedía al traslado del agresor a la Jefatura se apersonó un hombre  sumamente alterado,  presentándose como funcionario municipal,  quien comenzó a increpar a los funcionarios policiales intervinientes en el procedimiento, reclamando por la detención de su hijo.   Luego de insultar con todo  tipo de amenazas y agresiones verbales a los funcionarios y autoridades policiales ingresó a los empujones  en el área de servicio médico,  donde fue detenido, resultando ser Rafael Blanco el director del Área de Culto de la Municipalidad.

Se comunicó al fiscal de turno, Dr. Guerrero Mauricio, quien dispuso el traslado a la alcaidía Policial de los dos masculinos padre e hijo, de 48 y 28 años  respectivamente,  y a dependencias de Minoridad a la mujer de 48 años.

Se  recibió formal denuncia por amenazas y lesiones a un empleado de la Dirección de Prevención y Seguridad Municipal, quien  también recibió un golpe de puño en el rostro por parte del masculino detenido e identificado como David (28),  y denuncia al Sub Director de Prevención y Seguridad Municipal, quienes intervinieron tratando de disuadir a quienes realizaban los disturbios.

En este marco cabe señalar que la semana pasada se vivió otro hecho no de esta gravedad también en el municipio, por lo tanto los funcionarios deben prestar atención a lo que está ocurriendo.. La referencia es a un vecino de Concordia, visiblemente afectado, utilizó un objeto cortante para cortarse la piel de sus brazos, a la par que amenazaba con quitarse la vida, todo ello en un pasillo del primer piso del edificio municipal de Concordia. Los motivos eran que este hombre habia perdido todo durante un incendio en el barrio el Silencio.  Y relató que en varias ocasiones había pedido auxilio en una oficina de la intendencia y que un funcionario no le habría dado respuesta favorable e incluso lo habría “golpeado”. “No necesito maderas y clavos porque ya tengo. Lo que pido son otras cosas, como colchones”, explicó.

El Sol /Cadena Entrerriana