El decreto que estableció el presidente Mauricio Macri, en el que le prohibió a los familiares de ministros tener un puesto de trabajo en la administración pública, sigue generando consecuencias. Este jueves, renunció a su cargo la esposa del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Se trata de Cecilia Loccisano, quien ejercía como subsecretaria de Coordinación Administrativa del Ministerio de Salud y se encargaba de llevar la finanzas de este sector desde hacía 15 años.

En principio, debido a la cantidad de años que llevaba en el puesto, no estaba claro si Loccisano iba a abandonar su empleo. Sin embargo, decidió finalmente entregarle una carta de dimisión al ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, a quien le agradeció por “la confianza que depositó” en ella y por “la oportunidad de formar parte de su equipo“.

“Ha sido un honor para mí haber trabajado en el Ministerio en estos 15 años, desde diversos roles vinculados a la administración y con la firme vocación de poner la Salud Pública al servicio de los que más necesitan”, resalta el escrito.

A partir de esta decisión, la esposa de Triaca se transformó en la cuarta persona cercana al funcionario que renuncia luego del decreto: ya se fueron de diferentes organismos estatales sus hermanas, Mariana y Lorena, y su cuñado Ernesto Reta.