Según difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC)la inflación de enero fue de 2,3%. Se trata del primer dato sobre la evolución de los precios durante el gobierno de Alberto Fernández. El resultado estuvo muy por debajo del 3,7% de diciembre pasado.

En los últimos 12 meses, acumuló 52,9%. “Alimentos y bebidas no alcohólicas es la división con mayor incidencia en el nivel general de las distintas regiones”, informó el organismo. Esa categoría avanzó 4,7%, superada solamente por los aumentos en los servicios de “recreación y cultura”.

La semana pasada el Banco Central difundió la estimación de la inflación de enero en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), elaborado a fines del mes pasado a partir de los informes de un conjunto de economistas, bancos y consultoras. Ese estudio concluyó que la inflación se ubicaría en el 3,5%, 0,3 puntos porcentuales por debajo de lo estimado en el último mes del año pasado.

No obstante, Miguel Pesce, presidente del Banco Central, calculó esta semana que los precios se ubicarían “muy por debajo” del 3,5% proyectado por el REM e incluso “por debajo del 3%”.

Entre las consultoras privadas, Ecolatina calculó un 3% de inflación para enero, con una proyección anual de 40%. En tanto, Orlando Ferreres & Asociados coincidió con esa estimación, aunque consideró que los alimentos estuvieron por encima del promedio, con una suba del 3,5%.

En diciembre pasado, la inflación registró un avance mensual de 3,7% y terminó el 2019 con un salto acumulado de 53,8%, el mayor salto acumulado en los últimos 28 años.

El Gobierno espera que los precios emprendan un sendero bajista con las medidas de emergencia que se aplicaron para tratar de desindexar la economía: además de mantener el cepo cambiario, se congelaron las tarifas y se frenaron los aumentos de los combustibles, entre otras cosas.