Relanzan la línea de créditos para beneficiarios de ANSES con tasas arriba del 50% anual y hasta 60 cuotas.

En esta oportunidad se extienden los plazos de pagos y aumenta el monto máximo a pedir, también la tasa de interés que ronda el 50/55% anual, dependiendo del plazo a pagar y de qué tipo de beneficiario seas.

“Desde el 17 de abril hasta los primeros días de septiembre se otorgaron más de 3.000.000 de créditos”

Desde el organismo explicaron que hay un doble objetivo para esta línea de créditos: tener tasa más baja a la de mercado pero lo suficientemente alta para no ser superada por la inflación y cuidar los fondos de la entidad. 

Según se explica en la página oficial de Anses, “la cuota cuota no puede exceder el 30% del ingreso mensual. El crédito se deposita en la cuenta bancaria dentro de los 5 días hábiles” y los solicitantes debe tener menos de 90 años al finalizar el pago del crédito. Para quienes ya tienen deudas con el organismo pueden solicitar un crédito complementario hasta llegar al límite del 30%.

La rapidez con la que se toman estos créditos tiene que ver con la crisis económica y la perdida en el poder adquisitivo de la moneda nacional. Una asignación universal por hijo (AUH) cobra $2650, una pensión universal para adultos mayores (PUAM) recibe $9.222 y una jubilación mínima unos $11.530. Montos que, en el mejor de los casos, permiten superar la Línea de Indigencia pero no de Pobreza.

“Más del 20% declaró que los utilizaría para cancelar deudas tomadas con prestamistas del barrio que le cobraban tasas de 3 dígitos”

Sin embargo, si bien estos créditos sirven para paliar los efectos más críticos de la crisis económica en el corto plazo, la tasa de interés de los préstamos crece más rápido que sus ingresos. Esto plantea un problema a futuro y ya con gran parte de los beneficiarios ANSES endeudados no queda claro como harán para hacer frente a sus gastos cotidianos más la cuota del crédito.