En las últimas horas, el misterio de la renuncia forzada de Regazzoni habría comenzado a aclararse a través de información que comenzó a circular en el círculo rojo de la  nacional.

Según detalla el portal Informador Público, la furia de la Casa Rosada habría estado motivada por el acercamiento desmedido del ex funcionario con la estructura de poder más cercana y oscura del kirchnerismo; algo que Regazzoni no disimulaba sino que justificaba por su intento de lanzar una línea interna de fuerte sesgo peronista al interior del PRO.

Lo que más habría enfurecido a la Casa Rosada y habría inclinado al actual presidente a acceder a las presiones de Quintana y Lopetegui de remover a Regazzoni de la titularidad del PAMI, fue la designación mediante la Resolución 363/2017 del INSSJP de Juan Recce como Titular de la Coordinación de Promoción y Prestaciones Sociales en la Unidad de Gestión Local X.

Recordemos que Regazzoni se enteró de que ya no ocuparía su cargo a través de los titulares de los principales medios y a minutos de llegar a Olivos.

Alguien había filtrado la noticia, enviándole un claro mensaje de desprecio a un funcionario que hasta entonces solía ostentar ante propios y ajenos, una relación personal con el actual presidente.

Recce, quien ejerció hasta hace unos días también el cargo de Jefe de Campaña de Regazzoni, “fue” miembro activo de la Dirección de Inteligencia de la Armada (DIA), de la Dirección Nacional de Estrategia Militar (DNIEM) y de la Dirección de Inteligencia Criminal, desde 2008 a 2015.

Estructuras en las sombras que durante el gobierno de Cristina Kirchner, sirvieron al fortalecimiento de la red de inteligencia paralela de Cesar Milani y a la persecución de múltiples personalidades del ámbito público, incluidos varios miembros del actual gabinete nacional.

La cercanía de Recce para con funcionarios kirchneristas y para con el propio Milani, nunca fue ocultada por éste, y podía evidenciarse hasta hace unos horas a través de un sinnúmero de fotografías en su perfil de la conocida red social.

Como si esto fuera poco, según fuentes allegadas, Regazzoni lejos de desconocerlo, suele jactarse frente a su entorno de la doble vida de Recce, y lo señala como una garantía para su protección frente a supuestas operaciones del entorno presidencial.

Una muestra palpable del fastidio del círculo rojo para con Regazzoni, es que aun siendo cabeza de lista en uno de los distritos más poblados de la Provincia de Buenos Aires, ni la gobernadora ni el presidente pisaron dicho bastión durante la campaña, evitando la foto con su principal candidato.