Es el fondo Burford, que había planteado que no se haga lugar a una presentación sobre el lugar de competencia: el Gobierno de Macri busca que el juicio sea en el país en vez de EE.UU. Una disputa por US$ 3.000 millones.

Preska no hizo lugar a la petición de Burford y resolverá el planteo argentino, cuyo nombre técnico es “moción de forum non convenience”.

En esa presentación, la República Argentina e YPF quieren demostrar que el juicio se puede hacer en tribunales argentinos y no en los estadounidenses.

“Hay elementos para acreditar el caso que no habían sido anteriormente por Preska porque la contestación argentina que hizo el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner no los había aportado”, explicó una fuente oficial.

Burford solicitó un rechazo “in limine”, pero no lo obtuvo. Ahora, se estima que la jueza se tomará un par de meses para decidir sobre el planteo argentino.

Puede mandar a juicio a la Argentina o iniciar los procesos de “discovery”, que es el tratamiento de defensa propuesto por el Gobierno.

“Hay elementos para acreditar el caso que no habían sido anteriormente por Preska porque la contestación argentina que hizo el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner no los había aportado”, explicó una fuente oficial.

Burford solicitó un rechazo “in limine”, pero no lo obtuvo. Ahora, se estima que la jueza se tomará un par de meses para decidir sobre el planteo argentino.

Puede mandar a juicio a la Argentina o iniciar los procesos de “discovery”, que es el tratamiento de defensa propuesto por el Gobierno.

Clarin