La tormenta desarrollada en la mañana de hoy sobre el área de concesión de la Cooperativa Eéctrica puso a prueba el sistema distribución que funcionó normalmente.

Los cortes de energía que afectaron a las 11,35 un sector de la salida 7 que alimenta Osvaldo Magnasco, y que por otra parte a las 11,39 llevo a que la Cooperativa sacara de servicio la salida 5 que alimenta Villa Zorraquín y Colonia Ayuí (por razones operativas para recorrer líneas), fueron normalizados aproximadamente a los 20 minutos.

Chalas de árboles y cortes de energía 

En esta oportunidad, (aunque últimamente se da en forma recurrente en estas zonas), los cortes de energía obedecieron a que las chalas y ramas de los árboles que se encuentran cerca de los conductores eléctricos en terrenos privados y no son podados convenientemente para que no afecten a las líneas de distribución, se desprenden y en combinación con la lluvia producen cortocircuitos de distinta magnitud.

El sistema de distribución cuenta con protecciones que actúan cada vez que una chala o incluso una rama entra en contacto con las líneas. Puede ocurrir que tanto la chala como la eventual rama toque la línea y se desprenda o que quede en contacto con la misma produciendo el corte. Las protecciones actúan mediante lo que técnicamente se denomina “re-cierre”, es decir que, producido el corte por contacto, automáticamente intenta reconectar el sistema.

Si el contacto de la chala o rama fue pasajero el sistema se reconecta automáticamente. En ocasiones, como ocurrió hoy en salida 5 las protecciones actuaron en varias oportunidades por lo que se decidió sacar de servicio dicha salida para recorrer las líneas y normalizar el servicio evitando consecuencias mayores.

Los operarios realizan estas verificaciones en situaciones meteorológicas muchas veces complejas disponiendo todos los recursos y capacidades de la cooperativa para que el servicio se brinde de con la mejor calidad posible aún en estas circunstancias