Bajo las directivas impartidas por la fiscal Dra. María José Fonseca y continuando con la investigación que lleva más de un año sobre la banda VIP, la que tiene su origen en Buenos Aires y con posibles conexiones en el ámbito local, que asoló a mediados del año 2014 y principios de 2017 en la zona céntrica de nuestra ciudad, precisamente en departamentos y oficinas, se pudo establecer que actuaban bajo la modalidad “boquetero” con “especialidad” en apertura de caja fuerte sin ejercer daños, modalidad delictiva muy particular y poco común en nuestra provincia.

En las primeras horas de día viernes, debido a un trabajo intenso y en conjunto que llevaron fuertemente los últimos días entre personal de la Jefatura Departamental Concordia y PFA con su función específica de búsqueda de prófugos, se logró ubicar y detener a quien estaría sindicado como jefe de la banda. Fue localizado en la zona de Beccar, San Isidro, en una lujosa casa que cuenta con una garita de seguridad en el frente. Según información relatada por los primeros funcionarios en tomar contacto con la cabeza de esta armación o con la cabeza de esta asociación delictiva, mostró sorpresa ante su aprehensión, dejando en evidencia que no esperaba tal situación ya que realizaba constantes maniobras para evadir su localización.

Además, ese mismo día en horas de la tarde y ante una intensa búsqueda se logra localizar y detener en la zona de San Martín, Provincia de Buenos Aires, a una mujer mayor de edad sobre quien pesaba también pedido de captura.

Las tareas de localización no fueron fáciles, teniendo en cuenta la magnitud geográfica de los lugares que frecuentan, el alto poder adquisitivo y la escala social a la que pertenecen, sin embargo, con el fuerte aporte de la tecnología se los pudo finalmente localizar y detener.

TRASLADOS, IMPUTACIONES E INMINENTES NUEVOS PEDIDOS DE DETENCIÓN

Los funcionarios Policiales en conjunto con la Fiscalía continúan trabajando arduamente aportando nuevas pruebas a la causa, a los fines de obtener nuevos pedidos de detención. Ya que de la investigación surge que dentro de la banda cada integrante cumplía una función o rol específico, siendo cada uno un engranaje esencial para la comisión de los hechos delictivos. La jueza María Luján GIORGIO, quien actúa en la presente investigación, fue comunicada por sus pares de la provincia de Buenos Aires de la detención de los imputados quienes en estos momentos se encuentran alojados en la alcaidía de la PFA mientras se tramita el traslado inminente, bajo una fuerte custodia, hacia la ciudad de Concordia donde serán indagados por la justicia.

“Vamos a ir hasta las últimas consecuencias para desarmar a las organizaciones criminales. Nuestro trabajo no termina hasta identificar y detener a todos los integrantes de las bandas”, expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

La investigación para dar con este fugitivo la efectuó personal de la División Búsqueda de Personas de PFA, que intervino para bajo orden emanada por el Juzgado de Garantías Nro. 3 de la ciudad de Concordia, con fecha del 28 de agosto del 2018.

Los detectives de PFA realizaron arduas tareas investigativas sobre los posibles domicilios del prófugo de la Justicia y su círculo familiar, información obtenida por intermedio de los distintos sistemas crediticios e informáticos.

Los miembros de la fuerza que dirige Néstor Roncaglia también analizaron todas las redes sociales; y con la colaboración de la División Tecnología Aplicada, utilizaron los medios técnicos existentes con el objeto de realizar la geolocalización del aparato celular del buscado.

De esta manera, se determinó la ubicación cercana donde podría hallarse el prófugo, en la zona de San Isidro, por lo cual se desplegó una brigada a las inmediaciones donde se encontraría el individuo.

Luego de vigilancias encubiertas, sobre la calle Tomkinson al 3000, los federales avistaron a un hombre de similares características a las del prófugo, por lo que rápidamente lo interceptaron.

El sospechoso se identificó y fue detenido de inmediato, por lo que el Magistrado Interventor, dispuso su traslado a la SUPERINTENDENCIA DE INVESTIGACIONES FEDERALES.