El expresidente Alan García se disparó en la cabeza este miércoles, tras conocer de la orden de detención en su contra.

El expresidente Alan García tomó un arma de fuego y atentó contra su vida con un disparo en la cabeza.

De inmediato, agentes de la Policía lo auxiliaron y trasladaron al Hospital Casimiro Ulloa.