Alarmada por la situación, la madre del pequeño comenzó a investigar de qué se trataba el juego que viralizó en las redes y  advirtió a los padres sobre los peligros del reto. De qué se trata el juego del “Momo”.

Un niño de ocho años de Paraná, es la nueva víctima del juego del “Momo”, el reto que se viralizó a través de WhatsApp.

El pequeño viajó a Rosario, durante las vacaciones de invierno, y junto a su prima, comenzaron a ver el video de una youtuber que pretendía desafiar al juego de terror que se popularizó en el último tiempo. Lo hicieron en la tablet de la niña.

Luego, los niños cometieron el error de agendar el número que indicaba el reto, y a partir de allí, comenzó el hostigamiento.

El dispositivo en el quedó registrado el número de “Momo” no paró de recibir mensajes.

Según habían advertido investigadores, los usuarios que jugaron este juego, aseguraron que si le enviabas un mensaje a’ Momo’ desde tu celular, ésta respondía con imágenes violentas y agresivas. Incluso hay quienes afirmaron que les han contestado a los mensajes con amenazas y revelando información personal.

Debido a que la cuenta de Gmail de la tablet está vinculada a los celulares de los padres de la niña, éstos también recibieron las mismas notificaciones. Cuando preguntaron a su hija qué era, ésta no paraba de llorar.

Alarmados por la situación, interrogaron a los padres del niño paranaense, qué era “Momo”, pero éste tampoco pudo explicarlo y también soltó en llanto.

“Los niños no paran de llorar si les nombran al momo”, aseguraron a Elonce.

Alertados por la situación, los padres de ambos niños investigaron de qué se trataba el juego que viralizó en las redes y ante Elonce advirtieron sobre los peligros del reto.

Qué hay detrás de “Momo”

Pero por más aterrador que sea el avatar, detrás de Momo solo hay una (o varias) persona de carne y hueso, y Momo se puede desmontar para ver que sólo es artificio. Empezamos con el número de teléfono, que ya nos da la pista de dónde ha surgido esto: el prefijo +81 pertenece a Japón, igual que el supuesto Momo.

Según la web Fayerwayer, Momo es una simple escultura expuesta en una galería de Ginza, en Tokyo, perteneciente a una muestra de fantasmas y espíritus, muy populares en el folklore nipón. Momo impresiona la primera vez que se la ve, pero es eso: la creación de un artista que alguien fotografió y decidió ponerse de avatar y crear el personaje que causa problemas en el servicio de mensajería.

Los especialistas en delitos cibernéticos aconsejan no fomentar la cadena de mensajes y no contactar a números desconocidos para evitar caer en estafas, extorsiones y otro tipo de amenazas. (Elonce)