El Banco Central continúa con una conducción restrictiva de su política monetaria. Este viernes el precio del dólar mayorista cerró en $37,37 y bajó ocho centavos en la jornada. De ese modo el tipo de cambio se acercó al piso de la zona inferior de intervención del Banco Central. Ese límite este viernes era $ 37,21. El lunes será $37,28 -se actualiza a diario de manera que acumule 2% de suba en el mes-.

Los economistas creen que el dólar seguirá por esa terreno de la zona de no intervención. El precio del dólar fluctúa entre $ 48,19 y $ 37,21 -hasta ayer- de acuerdo a la oferta y demanda. Si traspasa uno de los límites, automáticamente, el banco interviene para ‘estabilizarlo’. Desde que arrancó el esquema el tipo de cambio nunca cruzó ‘del medio hacia arriba’ del corredor. Más bien, siempre ‘fue por abajo’. A principios de noviembre llegó a estar a ocho centavos del piso.

Según los analistas la tendencia seguirá en los próximos díasBárbara Guerezta, economista en Arriazu Macroanalistas, dice que “vemos un dólar más cerca del piso que del techo ”. Entre las razones la economista esgrime que “La cantidad de pesos que hay en la economía es transaccional [N.E.: léase el dinero para que las familias y personas atiendan sus obligaciones], hace difícil pensar que sea una cantidad que alcance a gatillar un proceso de dolarización como el que ocurrió en 2018, aún cuando veamos incertidumbre electoral este año”. La economista agrega también otros dos motivos que ‘desinflan’ la demanda de dólares: las políticas contractivas del Banco Central y de Hacienda.

Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, coincide. “Veo el dólar cerca del piso. Y si lo perfora será sólo transitorio”. Para Jorge Neyro, de ACM, “lo vemos cerca del límite inferior, pero no rompiéndolo. Para que suceda eso de manera sostenida debería ocurrir un ingreso significativo de capitales, bajar más el riesgo país y aumentar el precio de los bonos”. El riesgo país bajó 100 puntos desde la semana pasada y en ese contexto ayer el dólar minorista bajó 11 centavos.

La cantidad de dinero en la economía aumenta en diciembre por motivos estacionales (vacaciones, aguinaldo). De ahí que en enero se espera una demanda de pesos más baja respecto al mes anterior. Según Caamaño el BCRA sobrecumpliría la meta monetaria de este mes por unos $ 15.000 millones. Eso le daría al banco un colchón para bajar la tasa de interés. Hoy la cantidad de billetes y depósitos están en niveles mínimos respecto al PBI, apunta Guerezta.

El Banco Central explicó esta semana cómo operaría en caso que el dólar mayorista -el mercado donde operan los bancos y empresas- rompa el piso: compraría US$ 50 millones por día -a través de licitaciones- con la condición de que esa expansión de pesos no exceda el 2% de la meta de base monetaria comprometida en el acuerdo con el FMI. La tasa así empezaría a bajar.