Una verdadera verguenza internacional protagonizó hoy Nicolás Maduro al asumir un nuevo mandato presidencial en Venezuela (6 años más), una juramentación que casi ningún país de la región reconoció y es noticia en todo el mundo por la ilegitimidad que representa. 
Únicamente los presidentes de 5 países acudieron al acto de juramentación de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela este jueves 10/01 en medio de cuestionamientos sobre la legitimidad de los comicios en los que el líder chavista obtuvo la reelección. Pese al rechazo a Maduro de los 13 países de América Latina reunidos en el Grupo de Lima, Evo Morales, presidente de Bolivia, es el único jefe de Estado sudamericano que sigue apoyando al mandatario venezolano reconociendo su reelección.
Maduro hizo oídos sordos a las críticas y asistió a una juramentación que empezó accidentada: con blooper incluído. Y es que Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, titubeó durante el proceso de juramentación de Nicolás Maduro. El magistrado estaba frente a Maduro mientras ambos mantenían la mano derecha levantada durante el proceso de juramentación.
Moreno le preguntaba al político si juraba cumplir con las responsabilidades inherentes al cargo de la presidencia de la República; sin embargo, titubeó durante unos segundos, por lo que tuvo que apoyar el proceso con una hoja impresa que tenía a un lado.
La situación provocó la reacción por parte de los usuarios de las redes sociales, quienes hicieron chistes sobre el proceso. “Maikel Moreno, eres un mal chiste del sistema de Justicia no te aprendiste ni lo que ibas a decir en la juramentación”, comentó un ciudadano vía Twitter.
Luego del blooper presidencial, Maduro juró continuar con el proceso revolucionario y chavista que tiene a Venezuela sumergido en la miseria“He cumplido con la Constitución. Aquí estoy pues, desde hoy asumo la Presidencia de la República para el segundo período por orden del pueblo”, expresó el tras ser juramentado.
“Nosotros en Venezuela nos defendemos de la manipulación, la mentira mediática, política, las emboscadas (…) Venezuela es un país profund amente democrático, podríamos decir que se refundó la democracia en el país hace 20 años con la Constitución y la Constituyente”, resaltó Maduro.
Argentina anunicó duras medidas: 
Por su parte, el Presidente de la nación utilizó también las redes sociales para expresar su rechazo al mandatario venezolano. Mauricio Macri se sumó a las etiquetas que fueron tendencias en varios países de la región: #NoTeReconocemos y #MaduroIlegítimo.
“El victimario se victimiza. Nicolás Maduro hoy intenta burlarse de la democracia. Los venezolanos lo saben, el mundo lo sabe. Venezuela vive bajo una dictadura”, fue el primer tuit que escribió Macri.
“No importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional”, continuó.
Por último, advirtió que el poder del venezolano “no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización”. “Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario. #NoTeReconocemos”, concluyó.
Además, se conoció que los funcionarios venezolanos no podrán ingresar a la Argentina como medida drástica del gobierno nacional contra Nicolás Maduro.
En un comunicado, la Cancillería argentina informó que el Gobierno de Mauricio Macri “desconoce la legitimidad del mandato iniciado en el día de la fecha por Nicolás Maduro” y ratificó la suspensión del Acuerdo de Exención de Visas en Pasaportes Diplomáticos y Oficiales con dicho país, lo que implica la prohibición del ingreso a la Argentina de integrantes de alto nivel del régimen venezolano.
Cancillería además sostuvo que la Argentina “ratifica su pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional como único órgano democráticamente electo en dicho país”, y destacó que “la Unidad de Información Financiera (UIF) emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado venezolano”.
Estalló Twitter:
Por supuesto, las redes sociales fueron el escenario perfecto para “acribillar” al Presidente de Venezuela Nicolás Maduro. La indignación de la gente y la furia de los venezolanos inundaron las redes para rechazar el nuevo mandato del heredero del chavismo.