La historia de Openbank comenzó en 1995 y está llena de argentinos. El grupo Santander lo creó en 1995, lanzó su web un año más tarde y en 2001 compró por US$ 528 millones el 75 por ciento de Patagon.com, una empresa argentina dedicada a los servicios financieros por internet. Esta permitía comprar y vender acciones de las principales Bolsas de América Latina y había sido fundada por los argentinos Constancio Larguía, ahora CEO de Weemba, y Wenceslao Casares, hoy CEO de Xapo, una de las principales empresas de almacenamiento de bitcoins. La clave del acuerdo: que los 148 empleados de Patagon, desde los desarrolladores hasta el presidente, se queden.

Luego de la adquisición y tres cambios de nombre, en junio del 2017, se transformó en el primer banco digital de España. Al momento de lanzarlo, la presidente de Santander, Ana Botín, explicó que el objetivo del nuevo producto es permitir operar fácilmente con todos los productos financieros, ya sean préstamos, hipotecas o inversiones. Openbank busca alcanzar los 30 millones de clientes este año, en un ambicioso plan liderado por su CEO argentino Ezequiel Szafir, quien antes de llegar al Santander se desempeñó como vicepresidente de Amazon Europa.

Ahora, con la llegada de Openbank a la Argentina, a la empresa se le sumó otra figura local, el ex CEO de Google Argentina, Federico Procaccini. De seguir con el modelo que implementaron en España, la plataforma digital del Santander ofrecerá operaciones 24/7, una minitarjeta para transformar a los celulares en billeteras electrónicas y versiones online de todos sus servicios.

Así se sumó otro player a la carrera por la banca digital argentina, una competencia encabezada por Wanap, que ya tiene su licencia para operar pero todavía no lanzó su plataforma; Brubank, un proyecto de banco digital liderado por el ex CEO del Citi, Juan Bruchou; y ahora también Openbank, que si bien todavía no cuenta con los papeles necesarios para operar, ya tiene un producto listo. Todos quieren el título del primer banco digital de la Argentina.