Sin  acuerdo, terminó hoy la tercera audiencia en el Ministerio de Trabajo por la crisis en la que entró la empresa francesa Carrefour. Habrá un nuevo encuentro mañana. El jefe del gremio de los mercantiles, Armando Cavalieri, se reunió este lunes mano a mano con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para tratar de destrabar el acuerdo por el conflicto pero no se logró. 
 
La empresa presentó semanas atrás un proceso preventivo de crisis (PPC) para debatir su situación en medio de un estancamiento del consumo masivo en la Argentina, cambios de hábito de consumo, pero también frente a una informalidad de 60% en el sector, lo que implica una fuerte desventaja competitiva teniendo en cuenta la elevada presión fiscal del país.
Igualmente, se conoció que el sindicato se niega a aceptar la eliminación del extrasalarial de hasta 20% por encima del aumento paritario anual que perciben los empleados de Carrefour por realizar actividades en grandes centros comerciales. Ofrecen, a cambio de aliviar esa carga empresaria, que esa suma pase a no remunerativo, opción que el Ministerio rechaza. Fuentes oficiales aseguran que el Poder Ejecutivo buscará por todos los medios evitar la incorporación de sumas en “negro” a un acuerdo salarial, sea del gremio que fuera. Sobre este tema rondó la charla entre Cavalieri y Triaca.
 
Para evitar miles de despidos, el líder de la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) está dispuesto a reunirse con Mauricio Macri y así se lo hizo saber a Triaca en 13° piso de Alem 650.“Si es necesa rio también viajo hasta Francia a reunirme con el CEO de Carrefour global”, aseguran que repite el gremialista.
Por otro lado, Carrefour arrancó a comienzos de este año una importante reestructuración de su negocio a nivel mundial, que implica ajustes, cierres de locales, transformaciones de hipermercados en mayoristas y una apuesta a sus servicios de venta digitales. En la sede en la Argentina fueron desplazados el presidente y varios directivos. Sin embargo, fuentes locales de la empresa despegan el cambio global de los problemas locales de la firma.
 
“Nosotros decimos que no va a haber ningún despido”, dijo la semana pasada en una entrevista con el diario La Nación Armando Cavalieri, secretario general del gremio de Comercio. “Ahora, la empresa dice que al que se quiera ir voluntariamente le pagará el 150% de la indemnización y que se quiere ahorrar mil salarios. Vamos a seguir negociando eso y otras cosas“, sentenció.