El futbolista Ezequiel Esperón, de último paso por el club Atlante de México, murió en la madrugada del sábado al caer de un sexto piso mientras se encontraba con amigos en un departamento del barrio porteño de Villa Devoto.

Esperón, de 23 años, participaba de un encuentro con amigos, según informó la policía, y en un determinado momento se apoyó en una reja que estaba mal cerrada y cayó al vacío.
Fue socorrido de inmediato por personal del SAME que lo trasladó al Hospital Zubizarretapresentando politraumatismos graves, pero con vida, aunque falleció poco después, mientras era atendido por los médicos.

Testigos aseguraron que el jugador “se había apoyado en una puerta de reja mal cerrada”, donde perdió la estabilidad y cayó al vacío.

Esperón actualmente estaba sin club, luego de haber iniciado su carrera como futbolista en AllBoys, club que envió sus condolencias a la familia del fallecido: “El Club Atlético All Boys lamenta el fallecimiento del ex jugador de la institución, formado en nuestras divisiones inferiores, Ezequiel Esperón. Nuestras condolencias a sus familiares, seres queridos y amigos”.

Tras un paso por Vélez, Esperón emigró a Brasil donde representó a Inter de Porto Alegre y Gremio, club que lo cedió las últimas dos temporadas al Atlante, del ascenso de México.