Casi 80 muertes se registran en Rosario en lo poco que va del 2018. Las malas políticas estatales contra los hechos aislados de inseguridad y el crimen organizado (narcotráfico) están agotando la paciencia de los vecinos.

Si bien el gobierno nacional ordenó el desembarco de una impresionante cantidad de gendarmes para saturar la ciudad santafesina, especialistas en la materia, como la socióloga e investigadora Laura Etcharren, denuncian la falta de un plan integral para atacar estos problemas, comenzando por la hidrovía.

El pasado lunes 16/04, mientras el país veía a través de la pantalla chica la conmoción en La Matanza por el asesinato de un joven chofer de colectivos, en Granadero Baigorria se estaba llevando un ajuste de cuentas que aun falta confirmar.

Según el Ministerio Público de la Acusación (MPA), tres personas fallecieron tras recibir múltiples heridas de arma de fuego dentro de un automóvil. Según las primeras imágenes del lugar, fueron halladas dentro de un Chevrolet Classic.

Según las últimas investigaciones, el fiscal de Homicidios Dolosos, Florentino Malaponte admitió que “es razonable pensar” en la hipótesis del narcotráfico porque “los tres muertos tenían condenas y uno de ellos tenía una orden de captura por una condena a diez años de cárcel”.

Acribillados y su prontuario

El portal Rosario3 aportó detalles al respecto sobre Ezequiel ‘Parásito’ Fernández, José ‘Grasita’ Fernández y Gerardo ‘Abuelo’ Abregú:

-> ‘Parásito’ habría participado de un fallido secuestro extorsivo con Guille Cantero y estaba prófugo en esa causa.

-> ‘Grasita y ‘Abuelo’ estaban involucrados en un asalto al Banco Francés ocurrido en octubre de 2014, según información de la Justicia provincial.

En tanto, ‘Parásito’ y ‘Grasita’ estaban involucrados en un fallido secuestro extorsivo con Guillermo Cantero, de la famosa banda narco ‘Los Monos’, cuyos integrantes acaban de ser juzgados y condenados.

“En las últimas tres semanas se viene repitiendo un número de homicidios que es un poco más elevado que el que se venía registrando en los últimos dos meses”, se mostró preocupado el fiscal Malaponte.

Vecinos de Roldán casi linchan a un acusado de asesinar a un joven de 20 años:

Según Rosario3, una tremenda revuelta tuvo lugar anoche (16/04) en Roldán, donde tras el crimen de un joven, los vecinos intentaron linchar al supuesto autor del hecho. También prendieron fuego un auto. La Policía debió intervenir para apaciguar los ánimos.

Fuentes oficiales revelaron que anoche, cerca de las 22.25, efectivos policiales debieron dirigirse a la calle J.J. Valle al 700, en Roldán. En el lugar, encontraron a un hombre tirado en la calle, con una herida de arma de fuego encontrándose, aparentemente, fallecido. Luego, se determinó que estaba muerto. Se pidió una ambulancia y asistencia de otros móviles ya que se habría producido una gresca de gran magnitud entre los vecinos.

Posteriormente, arribó personal del comando radioeléctrico Roldan para reestablecer el orden teniendo que solicitar apoyo al grupo especial de San Lorenzo y comisaría aledañas. Una vez instalado el operativo, un grupo aproximado de 60 y 70 personas, en su mayoría varones, comenzó a agredir con piedras al personal policial y prendió fuego un auto.

La actitud de los vecinos fue en respuesta al crimen del joven, identificado como Federico Poblete, de 20 años, quienes fueron a la casa del supuesto autor, Néstor D., de 29 años e intentaron lincharlo. La intervención policial impidi ó que continuara la violencia y finalmente, el acusado fue detenido. El fiscal a cargo del caso es Florentino Malaponte.

Laura Etcharren: “Sólo balas es no tener un plan”

Socióloga, investigadora, consultora/asesora, especialista en narcotráfico y organizaciones crimínales como Las Maras centroamericanas, apuntó contra las estrategias de la ministra Patricia Bullrich:

Compraron las lanchas porque el problema, según ellos, era Rosario. La hidrovía era el mal. Pero las lanchas no llegaron y por la hidrovía incautan de poco, a nada.

Lo que si regresaron, a Rosario, son los tiros y con los tiros, los muertos.

Ocurre que terminó la etapa de contención que logró el Gobernador Lifschitz junto al Ministro Pullaro. Fueron dos años de disminución de homicidios al salir, la banda de Los Monos, del epicentro delictivo. Se trata, la banda de Los Monos, de la primera banda de narcotrafica ntes con perfil de cartel que no llegó a cartel.

“Los Monos supieron acopiar los métodos del narco internacional y habrían recibido las “enseñanzas delictivas” de un cartel mexicano hoy decadencia” confirma un investigador apostado en la ciudad.

Uno de los factores que explica la no transformación de banda a narco a cartel, fue el absurdo asesinato del “Pájaro” Cantero en el descuido por la jactancia del poder.

Ahora bien, durante dos años el nuevo gobierno de continuidad socialista pero con otra decisión, afrontó el problema. Hizo purgas, el ministro se metió en el barro y los barrios y junto con la presencia de Gendarmes y Prefectos lograron una reducción del caos. A todo esto, la intendente Fein, se mantuvo en una inquietante quietud.

Fueron años de medición de fuerzas en donde tanto Provincia como Nación se confiaron en que Los Monos habían terminado. Cuando en realidad, la banda, no solo había dejado un legado, también habia dejado recursos humanos de comando y sicarios. Muchos de ellos operando hoy para las bandas que se disputan el territorio a sangre y fuego.

Sin embargo Rosario y el Conurbano no difieren en demasía como se busca instalar en la conciencia colectiva. La única diferencia está en la cosecha de cadáveres. Es decir, en el Conurbano, la Mala Bonaerense aún administra el territorio y las bandas responden al campo de acción asignado. El respeto por el territorio es lo que evita la masacre. En cambio, en Rosario, nadie regula nada. Con lo cual queda al descubierto, en términos del filósofo Pierre Sansot, que “el marginal simboliza la figura del delincuente”.

Es, la marginalidad “urbanizada”, la que creció en la contradicción de la riqueza narco. Sin códigos, sin educación, ni instrucción. Son, sin más, los hijos de la droga.