El paso de la diputada nacional entrerriana Ana Carolina Gaillard por la Cámara de Diputados de la Nación, será recordado porque ella fue la legisladora que más viáticos cobró durante un solo viaje al exterior en 2016, batiendo todos los récords que existían hasta entonces.

Gaillard termina su mandato el 10/12, pero quisiera seguir en el Congreso, según señaló en una entrevista que le realizaron en el programa radial ‘En el 2000 También’.

Oriunda de la localidad General Campos, donde presidió el centro de estudiantes, ella fue directora de la Casa de Entre Ríos en Ciudad de Buenos Aires y llegó al cargo de diputada nacional por Entre Ríos en 2013. Antes, en 2009, ella se presentó como candidata N°10 a diputada nacional por Ciudad de Buenos Aires en la lista que encabezó Carlos Heller.

Y antes de eso, mientras estudiaba Derecho en la UBA, ella militó en el partido Ilusión, Utopía y Rebelión Estudiantil (IURE), aliado al Frente para la Victoria.

No se entiende por qué motivo Gaillard fue propuesta para presidir la Comisión de Salud. Y muchos resulta comprensible por qué motivo ella aceptó. Ni siquiera tiene un equipo con fama de idóneo en la materia sanitaria. Su equipo lo integran María Florencia Incarnato (politóloga); Laura Rodriguez Caldentey (abogada); José Doffi (abogado); y Silvia Ramírez (técnica).

El gran ‘logro’ de Gaillard es haber cumplido con el ‘progresismo’ impulsando laLey Nacional de Cannabis Medicinal, cómo medicina para sus enfermedades. Para gente como ella, es una cuestión casi fundacional. La trivialidad le sale por los poros.

“Me encantaría ser la pata kirchnerista en la lista de (Gustavo) Bordet”, fue la respuesta cuando un periodista le preguntó si tenía ganas de continuar con su tarea en el Congreso Nacional.

La legisladora agregó: “Tengo muchas más cosas para hacer en la Cámara de Diputados. Pero creo que hoy nos tenemos que unir y plantear ejes rectores para detener las políticas de este gobierno que nos está llevando al 2001”.

Gaillard apuesta a que el peronismo, en Entre Ríos, llegue a “una lista de unidad donde el kirchnerismo tenga una representación. Hay matices en el peronismo, yo soy kirchnerista, tengo 34 años y empecé a militar con Néstor Kirchner. Esto lo tengo que decir. No puedo negar mi identidad”, sostuvo.

Anta la pregunta acerca de no sentirse molesta por integrar un espacio tan salpicado por la corrupción, la diputada manifestó: “Que una persona esté en un caso de corrupción no significa que ese espacio político sea corrupto. Nosotros tenemos que bregar para que no haya corruptos en la política y rendir cuentas para que la gente crea en la política como herramienta de transforma ción. No hay que esconderse”.

La integrante del movimiento nacional y popular kirchnerista estuvo en el Top Five de los que más viajaron en la Cámara baja. Ella viajó en 2016 a Tokio (Japón), en el marco de la reunión de la reunión del G7 y por los 5 días que duró su periplo por tierras japonesas ella percibió en viáticos US$ 3.890, es decir más de $62.000.

Ella dice, con fundamento, que la gente del cabotaje desconoce lo oneroso que es Tokio, y por eso le cuestionaban el monto de un equivalente a casi $12.000 por día.

Cada uno tendrá su versión al respecto.U24