Luego de semanas de incertidumbre económica y tras 48 horas de negociaciones entre los aliados de Cambiemos en Olivos, el presidente Mauricio Macri difundió un mensaje que se grabó en el Salón Blanco de la Casa Rosada

El jefe de Estado reiteró en dos oportunidades que el país “está en emergencia” y en virtud de ello anunció que se reducirá el gabinete a “menos de la mitad” y que se adoptarán medidas para llegar antes al equilibrio fiscal.
Esas medidas -adelantó- estarán destinadas al sector exportador, al que le pidió disculpas porque las nuevas disposiciones  van en contra de lo que su gobierno pretende fomentar.
Las frases más destacadas
Después de dos años y unos meses, la situación cambió por cosas que están fuera de nuestro control: la peor sequía en mas de medio siglo; por una mala política del gobierno anterior, importamos petróleo y el precio del petróleo en el mundo aumentó; las tasas de interés en los Estados Unidos aumentaron en un ritmo más rápido; China y los EEUU iniciaron una guerra comercial. Fueron todos cambios que no podíamos prever.
Hasta que no tengamos un Presupuesto sólido, los argentinos vamos a estar expuestos.
El Fondo accedió a elaborar un nuevo plan. Nuestro equipo viaja hoy y los detalles técnicos van a estar en los próximos días. Esto va a despejar cualquier duda sobre el financiamiento de 2019.
Para cubrir lo que falta en esta transición, que se ha transformado en emergencia, vamos a pedirles a quienes tienen más posibilidad de contribuir. Me refiero a quienes exportan en la Argentina.
Sabemos que es un impuesto malísimo que va en contra de lo que queremos fomentar. Es una emergencia y necesitamos de su aporte.
Tomé la decisión de reducir la cantidad de ministerios en menos de la mitad. Los gobiernos tienen distintos momentos y en cada momento se necesitan equipos diferentes. Vamos a dar una respuesta más focalizada en el momento que se vive.
Con esta devaluación la pobreza va a aumentar. Vamos a estar ahí para quienes estén más expuestos.
El golpe que recibimos en estos cinco meses es duro. El mundo nos dijo que vivimos arriba de nuestras posibilidades. Creímos con excesivo optimismo que podíamos ir despacio pero tenemos que ir más rápido.
Los argentinos queremos màs, mas que unos cuadernos escandalosos.