En un homenaje con los familiares de la Operación Primicia de Montoneros, el presidente anunció un subsidio extaordinario.

Mauricio Macri homenajeó hoy a familiares de soldados muertos en el ataque de Montoneros al cuartel militar de Formosa en 1975.

Durante el acto realizado en el Regimiento de Patricios, en Palermo, el presidente afirmó que “el terror y la violencia de los 70 deben ser recordados como un capítulo oscuro de nuestra historia, como ese país al que nunca más queremos volver”.

Las víctimas militares de ese ataque son 12, a las que Macri confirmó que se les otorgará un subsidio extraordinario, el primero de este caso en democracia. Las otras 12 víctimas fueron de Montoneros y contabilizaron 24 en total.

“Queremos vivir en una Argentina que resuelve sus conflictos en paz”, señaló el Presidente, al considerar que “la violencia nunca es la solución” y que “la vida debe ser la prioridad principal”, dijo el presidente, acompañado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj

5/10/1975

El hecho fue bautizado por Montoneros como Operación Primicia y consistió en el secuestro de un avión de Aerolíneas Argentinas para llevarlo directo a Formosa. El destino final de la nave era la provincia del Noreste argentino pero antes tenía programada una escala.

Una vez aterrizado el avión, los guerrilleros se dirigieron al Regimiento donde el soldado Luis Mayol estaba infiltrado y los ayudó a entrar. 

Allí se generó el combate que terminó con las muertes de ambos lados y el pase a la historia del soldado Herminio Luna, quien ante el pedido de Montoneros de que se rinda -“No es con vos la cosa”- pronunció sus palabras: “Acá no se rinde nadie”.

Ante la resistencia de los soldados -la mayoría jóvenes que estaban realizando el servicio militar-, Montoneros emprendió la retirada y se llevó decenas de armas, lo que en principio había ido a buscar.

Los guerrilleros partieron en dos aviones: el de Aerolíneas Argentinas que habían secuestrado en primer término, que aterrizó en Rafaela y un Cessna 182 que lo hizo en Corrientes.