Algunas versiones indican que el Gobierno mandó a ‘medir’ a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, con la mira en las elecciones de 2019. Mauricio Macri ya confirmó que apostará a su reelección y todo apunta a que no repetirá el binomio de 2015: Gabriela Michetti tiene actualmente una imagen negativa alta y viene manteniendo un bajo perfil luego de algunos traspiés declarativos.

Entonces, pensando en la fórmula presidencial para 2019, la Rosada habría encargado encuestas que determinen cómo es considerada en la opinión pública la ministra Stanley.

Justamente, anoche la funcionaria estuvo como invitada en el programa ‘Animales Sueltos’ que conduce Alejandro Fantino, quien apenas iniciada la entrevista le consultó sobre estas versiones.

Rápida de reflejos, Stanley eludió la pregunta, dando a entender que no era momento aún para hablar de cuestiones referentes a las próximas elecciones. Pero no es un dato menor que no lo haya negado…”Este es un momento de trabajar mucho (…) hoy los argentinos necesitan que yo esté trabajando como estoy trabajando y pensando y focalizada en eso que estoy haciendo”, respondió.

Que ni siquiera se hable de la posibilidad de que vuelva a acompañar a Macri en la fórmula 2019 deja en evidencia el ocaso de Gabriela Michetti. Una encuesta realizada por Grupo de Opinión Social en junio pasado mostró que la vicepresidente tiene una imagen negativa del 57,4%.

En el último tiempo Michetti viene manteniendo un bajo perfil, evitando opinar en cuestiones de fondo. Por ejemplo, se la ve viajando a firmar convenios de cooperación o en reuniones diplomáticas. Quizás su silencio público tenga que ver con que algunas de sus últimas declaraciones han generado mucha polémica.

Recientemente se la consultó por la falta de trabajo en la Argentina y respondió que al empleo “hay que creárselo uno mismo”.

Con anterioridad, y en medio del debate por la despenalización del aborto, la vicepresidente sostuvo que las mujeres violadas deben seguir con el embarazo y terminar dándolo en adopción. “Hay personas que viven cosas muchísimo más dramáticas y no las pueden solucionar y se las tienen que bancar. No sé, qué sé yo”, respondió cuando fue consultada por estos casos. De inmediato, muchos salieron a cuestionar sus declaraciones.

Un poco más atrás en el tiempo, en octubre de 2017, se refirió al aumento de la nafta como una medida “a favor del ciudadano”, lo cual, claramente, también derivó en muchos cuestionamientos.

También ha tenido momentos bochornosos en el Senado, dejando varias veces el micrófono abierto. Una de ellas fue cuando se le escuchó decir “es un pelotudo, que no rompa las pelotas“, en referencia al senador radical Luis Naidenoff, con quien había discutido momentos antes.

En ocasiones se la notó como pérdida en algunas sesiones que presidió, como titular de la Cámara de Senadores. Por ejemplo en agosto pasado, cuando afirmó que el proyecto del peronismo que se había aprobado de Extinción de Dominio “se giraba a Diputados y se dejaba constancia de los votos de los dos tercios de los votos”positivos, hasta que le aclararon que no se había alcanzado esa proporción, por lo que Michetti debió desdecirse, no sin antes escuchársela decir en el micrófono “no entiendo nada de lo que está pasando”.

“Para el orden del día 516 afirmativos 40, votos negativos 26, cero abstenciones, en general y en particular con las reformas propuestas“, dijo el secretario de la Cámara, dando pasó a la confusa intervención de Michetti para cerrar el debate. “El proyecto resulta aprobado y se comunica a la Cámara de Diputados.. ¿Cómo?…¿Y esto qué es?  Se levantan… No entiendo nada de lo que está pasando… Qué quede constancia de los dos tercios que alcanzó la votación… De los presentes“, dijo Michetti, visiblemente desorientada.

“Hay que contarlos, me parece que no llega a dos tercios”, dijo ya en duda la vicepresidenta mientras crecían las voces del Bloque oficialista, indicándole que el peronismo no había conseguido mayoría calificada. “Igual queda constancia de la votación”, trató de zajar, dando a entender que la cuenta respectiva podría aclarar el tema, para agregar instantes más tarde “queda levantada la sesión sin los dos tercios”. “¿Che y las tablas estas?”, se la escucha preguntar, hasta que le contestan “Solanas ya se fue”… “Queda levantada la sesión“, cierra entonces Michetti. El tema era muy importante, porque sin esos dos tercios Diputados podría insistir con su proyecto original con mayoría simple.

Por todas estas cuestiones mencionadas, Macri ya no repetirá el binomio 2015 para pelear la reelección en 2019. Michetti no será parte de la fórmula presidencial.