En los últimos diez días dos hombres clave del kirchnerismo quedaron detenidos. Primero fue Julio De Vido, preso en el penal de Ezeiza. Luego fue el exvicepresidente Amado Boudou el que cayó por una causa de enriquecimiento ilícito. En ese contexto, Luis D’Elía, uno de los dirigentes que más defendió al gobierno de Cristina Kirchner dio una entrevista por primera vez a Periodismo para todosen la que anticipó que puede ir preso y reconoció que algunos funcionarios K fueron corruptos.

Con algunos cruces con Jorge Lanata, pero reconociendo la invitación al reportaje, D’Elía sostuvo que fue a los estudios de El Trece para ver “si las dos partes de la grieta” podían hablar. “Hay una decisión firme de Macri de usar la Justicia como fuerza de choque. No hay argumentos legales para detenerme, pero estoy convencido de que voy a ir preso”, afirmó.

Esta semana, la Justicia podría ordenar la detención de D’Elía por la causa en la que se lo condenó por la toma de una comisaría porteña. “Esa noche hubo un crimen. Esa es una narco-comisaría. La persona que asesina a Cisneros tiene tres capturas. Vendía droga para ellos. Encabecé la protesta”, recordó.

D’Elía reconoció las irregularidades de algunos compañeros de fuerza. Dijo que al “Pata” Medina y al “Caballo” Suárez, dos sindicalistas presos, no los va a defender. También habló sobre el exsecretario de Obras Públicas. “José López es un corrupto, Jorge. Pero, ¿quién le dio la plata? Calcaterra. Macri cartelizó la obra en la Argentina”, opinó.

Sobre el exvicepresidente detenido esta semana también dio su impresión. D’Elía lo defendió y dijo que “están apuntando mal ahí” porque según su visión Boudou quedó preso porque “le expropió a los banqueros de este país las AFJP”. Entonces, hizo una insólita comparación con uno de los próceres nacionales: “A San Martín también lo acusaron de corrupción”.

El exlíder del partido MILES aseguró que solo hay “10 cuestionados” del gobierno de Cristina Kirchner de un total de cuatro mil funcionarios. Por eso, defendió la gestión de la expresidenta, a la cual estuvo lejos de criticar como había hecho en varios posteos de Twitter.

“La política la vivo con mucho desapego. Antes del kirchnerismo era diputado por la mía. Vino el kirchnerismo y no pude ser más nada. Vi que se crearon 5 millones de puestos de trabajo, más jubilados, todo distinto a lo que está pasando ahora con este país neoconservador. Estoy por la felicidad del pueblo y la grandeza de la nación. Ella tiene todo el derecho del mundo de separarme”, analizó.

“¿Qué pasa si mañana vas adentro?”, preguntó Lanata. Reflexivo como pocas veces, D’Elía hizo una comparación con un dirigente mundial que estuvo detenido muchos años. “Un gran amigo mío me dijo que si me toca ser Mandela, que sea Mandela. No me acusan por chorro. Me están juzgando dos veces por el mismo hecho. Es una injusticia total. Quizás mañana esté preso. El pueblo se encargara de esto”, cerró.

TN