El periodista Lucas Carrasco fue condenado a nueve años de prisión por la jueza Ana Dieta de Herrero, en el juicio por dos casos de presunto abuso sexual con acceso carnal.

En las audiencias de la semana pasada, la fiscalía había pedido una condena de 7 años de prisión y la querella 9. Carrasco quedará ahora detenido en una cárcel federal.

Uno de los abusos denunciados ocurrió el 21 de febrero de 2013 y tuvo como presunta víctima a Otero, que en ese entonces militaba en la agrupación La Cámpora.

El otro caso ocurrió en 2015 cuando, según consta en la denuncia, Carrasco obligó a otra joven a una violenta práctica de sexo oral pese a su oposición

El abogado Guillermo Vartorelli admitió que los jueces muchas veces dan por probado el hecho con el solo testimonio de la víctima, pero en estos casos de delitos cometidos a puertas cerradas se debería igualmente tener mayor rigurosidad a la hora de evaluar el caso.

En el comienzo de la sesión, la defensa del bloggero pidió que sea absuelto al cuestionar la declaración de la denunciante Sofía Otero y la figura de testigo única ya que la acusación se basa en el relato de ella.

En sus últimas palabras antes de la condena, Carrasco adujo haber estado borracho y que “puede haber existido un destrato, me pude haber equivocado en el modo de hablar pero siempre fue una relación sexual consentida”.

La jueza solicitó que, cuando la sentencia quede firme, se incorpore el perfil genético de Carrasco al Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual.