El 25 de diciembre, cinco días antes del crimen, Fernando llegó a escribir: “Está loca enferma de la cabeza mal, nunca me va a dejar tranquilo”. Según explicó el fiscal de la causa, en Nochebuena ambos protagonizaron una pelea en la puerta de un boliche de la ciudad, donde hubo golpes.

“Hubo un problema entre ellos, una discusión que se dio fuera de una discoteca y una pelea a golpes”, aseguró el fiscal, en referencia a la noche del 24 de diciembre. Este hecho remite a la hipótesis que el padre de Nahir mantiene desde un primer momento, que definió a la relación como violenta. “Ella le pegó a él, pero también él le había pegado en la cabeza a ella: había una situación de violencia de ambas partes”, detalló el funcionario judicial en diálogo con la señal Univisión.

Pero el tuit en Navidad no fue el único que refleja la relación conflictiva entre ambos.

Las frases de Fernando en su cuenta de Twitter:

“Hay personas enfermas, eh”, escribió el 20 de noviembre.

“Que alivio sacarse algo tan pesado de encima”, publicó 9 días después.

“Qué enferma esta mina, por Dios”, manifestó el 10 de diciembre.

“Hay que estar mal de la cabeza, si no no se entiende”, continuó a los dos días.

“Está loca enferma de la cabeza mal, nunca me va a dejar tranquilo”, agregó en plena Navidad.