Lo dijo el actual Secretario de Gobierno de Crespo y candidato a diputado provincial  por Cambiemos, Julián Maneiro. Afirmó que la gran mayoría de los hospitales funcionan “como salas de atención primaria”, sostuvo que “las escuelas están en un estado deplorable” y criticó el mal estado de los caminos. “No hay un plan de desarrollo provincial”, apuntó.

El dirigente se refirió a la situación de los hospitales, las escuelas y los caminos del departamento Paraná.

“En las recorridas que realizo todos los días veo una profundización de problemas de larga data, a los cuales el gobierno de Gustavo Bordet no ha dado respuestas”.

En este sentido, sostuvo que los hospitales funcionan “como salas de atención primaria” y cuestionó el incremento de las derivaciones de pacientes a los centros de salud de mayor complejidad.

“Hay que reformar el sistema de salud y hacer que sea más cercano a la gente. Está faltando inversión y no se manejan con eficiencia los recursos que existen”, manifestó, al tiempo que afirmó que lo que sucede forma parte de una “decisión política porque para el gobierno provincial la salud no es un tema prioritario”.

Refiriéndose a la situación de las escuelas, aseguró: “Están en estado deplorable, hay filtraciones y no hay inversión. Las escuelas que logran mejoras es gracias a las cooperadoras y a aportes privados, o del municipio como en el caso de Crespo”.

“En pleno siglo XXI los establecimientos escolares no tienen internet y la política educativa es siempre un empezar de nuevo en Entre Ríos”, aseveró a FM Sol y advirtió que en los últimos años no se han construido nuevas escuelas.

El candidato a diputado también puso el foco en el mal estado de los caminos: “No se ha avanzado y estamos peor que hace 15 años, los propios productores lo reconocen”.

Si bien el desarrollo de la economía de Entre Ríos depende en un 70% de la producción agropecuaria, “los productores no pueden moverse porque los caminos están intransitables y si llueve la situación se agrava. No existe un plan de desarrollo en la provincia y esto se debe a que el gobierno del PJ que no ha hecho una buena gestión”.

Luego Maneiro estableció una comparación con el resto de las provincias de la Región Centro, que muestran un mayor crecimiento. “Si comparamos la situación de Entre Ríos con la de Córdoba o Santa Fe podemos decir que bajo el mismo escenario económico nacional estos distritos sí se han podido desarrollar en los últimos años”.

Y concluyó: “Bordet reconoció que recibió una provincia fundida de la gestión de Urribarri y si no fuera por la ayuda de la Nación, Entre Ríos estaría todavía peor de lo que está”.