El rol social de Salto Grande

“Si tenemos una empresa de la envergadura de Salto Grande, que genera tantos recursos cuando el río está en sus caudales y cauce normal, ¿cómo no va a estar acompañando a los pueblos aguas abajo cuando vienen estas inundaciones extraordinarias y son tantos los perjuicios que provoca la creciente?”, expresó Cresto en la apertura del encuentro. Para el intendente concordiense es importante “establecer un protocolo en el manejo del río Uruguay, aguas abajo de la represa, que es donde cualquier decisión que tome la represa afectará, para bien o para mal, a miles de ciudadanos, desde Concordia hasta el sur de la provincia, y también en la costa uruguaya”, argumentó.

En sus exposiciones, los intendentes plantearon su preocupación por las consecuencias económicas, sociales, ambientales y productivas de las inundaciones, cada vez más frecuentes, y la necesidad de trabajar en una fórmula de indemnización que pueda resarcir a las comunidades los daños que produce el río, cuando excede las cotas de alerta y evacuación en cada una de ellas.

La reunión tuvo “una amplia representación de toda la provincia”, aseguró José Lauritto, intendente de Concepción del Uruguay. “Lo que se ha formalizado hoy es serio y criterioso”, sostuvo, “nadie tiene que sentirse atacado, porque la instancia de diálogo que propicia el intendente Cresto es el camino que debemos seguir y quedo claramente establecido la necesidad de construir consensos para responder a la necesidad de la gente”, aseguró. “Hoy ha nacido la formalización del reclamo a la necesidad de los ribereños” aguas abajo de la represa, sintetizó Lauritto.