El presidente Mauricio Macri llegará este lunes a Madrid, España, para asistir a la Cumbre Internacional del Cambio Climático que organiza Naciones Unidas, en lo que será su última gira internacional antes de abandonar el cargo.

La cumbre de Madrid, que en realidad iba a realizarse en Santiago de Chile pero debió mudarse de ciudad por las protestas sociales que sacudieron al país trasandino, es la número 25 y será la última antes del plazo establecido para activar el Acuerdo de París suscripto en 2015, que debe entrar en vigor en enero de 2020.

Está previsto que el mandatario parta este domingo con destino a España para participar del más importante foro a nivel internacional para tomar decisiones que contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático.

El vuelo que trasladará al presidente llegará a Madrid el lunes a las 7.45 hora local (3.45 hora argentina) y unas dos horas después Macri llegará al edificio de IFEMA-Feria, sede de la cumbre. Allí será recibido por su par de España, Pedro Sánchez, y por el secretario general de las Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres.

A partir de las 10.30 (hora local) se celebrará la ceremonia de inauguración de la cumbre, que se extenderá por aproximadamente 45 minutos. Después de eso, será el momento de la foto oficial. Por último, el mandatario argentino asistirá al Palacio Real para participar de la recepción que ofrecerá el rey Felipe VI, con quien Macri mantendrá una reunión privada en su despacho al día siguiente a las 10.30 (hora local).

La Cumbre Internacional del Cambio Climático Conferencia está integrada por los Gobiernos de los países y su objetivo es intentar mitigar la emisión de gases de efecto invernadero.

El miércoles, Macri viajará desde España a Brasil para asistir a la cumbre del Mercosur, que se realizará en la ciudad de Río Grande do Sul. El jueves se levará a cabo el plenario en el que los presidentes de los países integrantes de la unión aduanera revisarán el Arancel Externo Común (AEC) para mejorar la competitividad productiva del bloque.

El mandatario argentino traspasará la presidencia pro témpore del bloque a su par anfitrión, Jair Bolsonaro, en lo que será la última actividad internacional de su mandato antes de cumplirlo el martes 10 de diciembre.