En un detallado informe sobre las graves inundaciones que afectan al litoral y provincia de Buenos Aires, la Sociedad Rural estimó que hay daños que ya son irreparables.

Las lluvias están afectando el norte de Santa Fe, Santiago del Estero, Corrientes y Chaco. Y en la provincia de Buenos Aires a unas 300.000 hectáreas que abarcan a Saladillo, Las Flores, General Villegas y Daireaux.

El presidente de la Rural, Daniel Pelegrina señaló: “La información que nos llega es preocupante. Confiamos en que las autoridades locales y nacionales tomarán ante esta emergencia medidas rápidas para paliar las consecuencias de este fenómeno”, envió como mensaje al Gobierno.

De acuerdo con el relevamiento de la Rural en el norte de Santa Fe se encuentra muy complicado por el exceso hídrico que afecta a más de 300.000 hectáreas. Los departamentos más inundados son 9 de Julio y Vera. El agua amenaza también a San Cristóbal, San Justo y San Javier, del lado del Paraná.

Los ruralistas convocaron a una reunión para que la declaración de emergencia impacte en el otoño 2020 que es “cuando se van a ver las consecuencias del desastre de hoy”. También presionarán para lograr exenciones, diferimientos de impuestos y postergación del pago de créditos sin interés.

Y para 9 de Julio y el General Obligado se “pedirá directamente Zona de Desastre. Todos los cultivos de verano están destruidos, el 100% del algodón y del girasol, perdidos y no se podrá hacer ni soja ni maíz”, afirmaron.

“Todo esto se ve agravado por el atraso en las obras de canalización del agua que baja de Chaco y Santiago del Estero.

En Corrientes llovieron más de 300 milímetros en las últimas 36 horas, y está previsto que caigan en los próximos días entre 180 y 200 mm más, lo que traería más problemas. El sur de la provincia es el más afectado, con varias localidades aisladas. Hay daños productivos y están movilizando la hacienda, a campos más altos, en especial por el peligro de tormentas eléctricas. Los productores advierten que si continúan las precipitaciones pueden colapsar los campos de arroz y afectar la producción.

En cuanto a la provincia de Buenos Aires por las tormentas hay muchos campos sin luz en la zona de General Villegas. En Henderson, los excesos hídricos de estas últimas lluvias hicieron que los bajos estén colapsados. La semana pasada llovieron 220 mm en Las Flores. Son campos bajos que además reciben agua del arroyo Las Flores. “Hay caminos cortados y mantenimiento escaso y deficiente hacen un combo intolerable”, indica la Rural. “Hay que resembrar soja y maíz de segunda pero ya es tarde y la situación es complicada”, aseguran. En la zona de La Colorada se esperan heladas. Como si fuera poco, en Indio Rico, Pringles y Tres Arroyos pasó un tornado que provocó destrozos de magnitud.

Clarin