El martes como resultado de una reunión tripartita entre empresarios, la CGT y el gobierno se hablo de un bono de fin de año de $5000. La semana no cerró y los empresarios ya dijeron que no lo podrán pagar, el gobierno acorto el alcance y la CGT exige que se mantenga el acuerdo original

El gobierno: de bono a adelanto

El ministro de la Producción, Dante Sica, aseguró hoy que el bono por 5 mil pesos que se están negociando en la mesa entre empresarios y gremios serían a cuenta de futuros aumentos.

Por lo tanto, más que un bono de fin de año sería un adelanto del aumento salarial de 2019 para compensar un cierre de año congelado. 

Esta posibilidad es rechazada de plano por la central obrera, y en caso de figurar en la redacción final del decreto, podría echar todo para atrás y que la conducción de la CGT finalmente retome la convocatoria al quinto paro general en la era Mauricio Macri.

La CGT: parar o no parar

Hoy se reunirá el consejo directivo de la central obrera que asegura que lo negociado con el ministro de Producción el pasado martes fue un bono de al menos $5000 para el conjunto de los trabajadores. 

La carta a negociar es el paro general, que según el secretario general del sindicato ferroviario La Fraternindad, Omar Maturano, se estaba planeando para el 27 o el 28 de noviembre con una movilización de 12 horas con transporte funcionando y después un paro de 24 horas.

“La discusión por el bono de fin de año es algo que no se tendría que hacer. Cuando salimos de la reunión con funcionarios del Gobierno y empresarios (el martes último) habíamos quedado que los 5 mil pesos eran una base para todo el mundo”, sostuvo el gremialista.

Lo que se teme es que suceda como en 2016 cuando se negocio un bono pero al no hacerlo obligatorio lo cobraron solo un sector de los trabajadores. 

UPCN: ¿y los estatales?

En las declaraciones del ministro de producción se hablo de la obligatoriedad para los trabajadores del sector privado ¿y los del sector público?

El secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, aseguró que el bono de fin de año lo van a cobrar tanto los empleados de empresas privados como los estatales.

Sin embargo, las declaraciones oficiales van en otro sentido y es uno de los puntos que deben resolverse en la proximidad.

Pymes: “no podemos afrontarlo”

El presidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), Fabián Castillo, advirtió hoy que “no todas las pymes porteñas están en condiciones de afrontar un bono de fin de año”, por lo cual reclamó “contemplar alternativas para mitigar el impacto de la recesión” en el sector.

“Somos conscientes de que el poder adquisitivo se ha deteriorado, pero las pymes estamos sufriendo fuertemente las consecuencias de la recesión. En muchos sectores de la economía que han sido golpeados, no hay margen para un bono“, sostuvo el dirigente.

Por su parte, pero en el mismo sentido, el presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme) Eduardo Fernández, aseguró hoy que ese sector no puede pagar un bono de fin de año, ya que al mismo tiempo deberían abonar el medio aguinaldo de diciembre.

“Por más que quisiéramos, las pymes no podemos pagar el bono. No podemos porquetenemos que abonar el aguinaldo en una situación de crisis que provocó el propio Gobierno“, sostuvo el dirigente.

Además, advirtió: “si se siguen aplicando estas políticas, es inevitable que los despidos aumenten”.

Fuente: Filo.news