El acto comicial comenzó a las 8:00 y hasta las 18:00, rigiendo todas las limitaciones y prohibiciones estipuladas en la legislación electoral vigente.

El Tribunal Electoral de la Provincia decidió el uso del mismo padrón de las elecciones del 2017: 282.648 los ciudadanos habilitados para emitir su voto, en 908 urnas dispuestas en toda la Provincia, en los mismos establecimientos educativos de la anterior elección nacional.

Y se encuentran vigentes las obligaciones de asistir a votar, según lo establece la ley.

La consulta popular convocada por el Ejecutivo provincial, tiene su origen en la sanción de la Enmienda Constitucional realizada por la mayoría especial del cuerpo legislativo riojano, el 19/12/2018.

El Decreto N° 1.491, firmado por el gobernador Sergio Casas, obliga a los riojanos a elegir entre 2 boletas en el cuarto oscuro:

* “SI Acepto la Enmienda establecida en la Ley N° 10.161”, o
* “NO Acepto la Enmienda establecida en la Ley N° 10.161”.

La mencionada ley introduce un párrafo complementario al artículo 120° de la Constitución provincial, que establece la forma de elección y la duración de los mandatos de gobernador y vice. El objetivo de los diputados que la aprobaron, fue aclarar los alcances de la norma.

Hasta ahora, la Constitución provincial expresa que “podrán ser reelegidos o sucederse recíprocamente por un solo periodo consecutivo” y que “si han sido reelectos o se han sucedido recíprocamente, no pueden ser elegidos para ninguno de ambos cargos, sino con el intervalo de un período”.

Con la modificación realizada, se agrega que “no hay sucesión recíproca entre gobernador y vicegobernador si no hay entrecruzamientos de mandatos en las fórmulas por las que han sido elect os. El gobernador o vicegobernador que haya sido electo por un solo periodo anterior, puede ser elegido para el ejercicio en el otro cargo por dos mandatos consecutivos”.

La propia Constitución Provincial, en su artículo 84 menciona las condiciones que deben darse para que la Enmienda quede ratificada. “Toda propuesta que sea sometida a consulta popular obligatoria se tendrá por rechazada por el pueblo si una mayoría de más del 35% de los votos de los electores inscriptos en el Registro Electoral no la aprueba”.

A propósito, un fragmento de la columna de Eugenio José Covián en El Independiente, de La Rioja:

“(…) El especialista en Derecho Constitucional tucumano Sergio Díaz Ricci, cuya obra doctoral está dedicada a la reforma constitucional, señala en su obra “Teoría de la Reforma Constitucional” Buenos Aires, Ediar, 2004 que “El pueblo es la fuente de legitimidad del sistema político en un Estado Democrático de Derecho”

Lo escrito por el constitucionalista concuerda con la decisión de la Corte. Si está abierta la instancia para que el pueblo de nuestra provincia de La Rioja se exprese, como ocurrirá este domingo, esto debe ser respetado como una condición de existencia del Estado de Derecho.

La Corte Suprema consideró en su fallo: “La apertura del procedimiento destinado a la reforma de la Ley Suprema provincial por la vía de enmienda que prevé su art. 177, mediante la sanción tanto de la ley que declara la necesidad de tal modificación y aprueba el texto de la enmienda, como del decreto que convoca al electorado a expresar su voluntad en los comicios previstos, no genera una afectación constitucional específica en cabeza de los peticionarios. Esos actos cumplidos por los poderes políticos provinciales configuran iniciativas que no fijan en forma definitiva la existencia y modalidad de una relación jurídica concreta (Fallos: 307:1379; 310:606”.

Un proceso de Reforma Constitucional no menoscaba la democracia cuando debe ser ratificada por el voto popular, por el contrario asegura más democracia y genera participación siempre que se de en el marco de los principios de libertad, justicia, igualdad y pluralismo que son la base de la representación política en un sistema democrático.

Cuando Emmanuel Sieyes en el Siglo XVII desarrolló su teoría sobre el “Pouvoir Constituant” es decir, el Poder Constituyente como la capacidad de un pueblo a darse su forma y ordenamiento jurídico y que para modificarlo debe ejercer un poder constituyente derivado a través de las reformas constitucionales sentó las bases del proceso al que asistimos.

Continuó el máximo tribunal: “El procedimiento de consulta popular que se intenta interrumpir no causa estado por sí mismo, ni t ampoco conlleva una vulneración actual de derechos subjetivos que autorice a sostener que se presenta una controversia concreta en los términos tradicionalmente entendidos por la jurisprudencia de este Tribunal (cfr. arg. Fallos: 328:3573). La eventual afectación constitucional recién se configuraría en caso de que el pueblo riojano se expidiera en la consulta popular convocada para el próximo 27 de enero y, con su resultado, fuera convalidada la enmienda constitucional”

En la teoría de la reforma de la constitucional se reconoce la necesidad de la aceptación social de las modificaciones propuestas y está receptada por la Constitución de la Provincia de La Rioja en su artículos 84º y 177º en virtud de los cuales se convocó a votar este 27 de enero.

Ahora llega el momento de la palabra del pueblo que se expresará en las urnas por Sí o por No, ésa palabra que es sagrada para la Democracia y debe serlo también para todos los actores políticos respetando siempre las instituciones y trabajando por que sea la gente la que viva mejor.”