El frente del fuego supera los 10 kilómetros, el viento complica el trabajo de los bomberos y ya hay 50 evacuados.

Las condiciones meteorológicas no ayudan a una mejora y el fuego destruye todo a su paso en distintas zonas de la provincia de Córdoba, habiéndose concentrado ahora en la zona de La Cumbre, dónde las llamas se volvieron incontrolables con el viento.

Por el incendio ya tuvieron que evacuar a 50 personas, una casa se quemó y una amplia zona quedó copada por el humo. Pero el clima sigue sin ayudar. Mientras las llamas se extienden con fuerza sobre los bosques y pastizales, las ráfagas de viento registradas superan los 70 kilómetros por hora.

Uno de los habitantes de la zona, declaró lamentándose:   “Todo es combustible, está muy seco por la falta de lluvias”.

Combaten el incendio más de 150 bomberos provenientes de La Cumbre, Capilla del Monte, Villa Giardino, La Falda, Cosquín, Valle Hermoso y Los Cocos. Reciben la colaboración de aviones hidrantes y efectivos de la Policía de la Provincia de Córdoba. Además, como refuerzo, están de guardia otras dotaciones del Valle de Punilla y el departamento Colón.