El primero en dar a conocer la información fue el Comité de la Unión Cívica Radical, donde dieron cuenta que el jefe de Arquitectura no dio la cara. Horas después, desmintieron la información y el senador Larrarte se hizo eco de la publicación.

Oficialmente, desde la Dirección del hospital “San Miguel”, de San Salvador, la Coordinación de Salud y la Zonal de Arquitectura se informó a la población de San Salvador que este martes en horas del mediodía, mientras aún el personal se encontraba trabajando, cedió parte del cielorraso de dos oficinas, a raíz de las lluvias y del rebalse de una canaleta que estaba tapada con una bolsa, una pelota y botellas -hecho que se tratará de establecer si fue casual o intencional-.
Asimismo, se informa que no hubo daños materiales importantes ni -mucho menos- heridos tal como se ilustra con las fotografías; como igualmente se informa que “la respuesta del arquitecto Franco al llamado de la Dirección del nosocomio fue inmediata y que -incluso- se acercó con un albañil a solucionar el inconveniente”. Se ha trabajado durante las horas de la siesta para solucionar el problema, destapando la canaleta y se ha comenzado la reparación de las roturas en el cielorraso.
“Si bien agradecemos la preocupación expresada por el Comité departamental de la UCR, que dio a conocer el hecho no podemos sino aclarar y solicitar que se corrija la información por contener datos falsos que pretendemos aclarar con el presente comunicado”, se remarca.
Finalmente, se indicó que en el Hospital todos los servicios se encuentran en funcionamiento y que sólo resta colocar algunos nuevos paneles en el cielorraso para que todo continúe normalmente.

Lo que la UCR publicó

“Cae parte del cielorraso de la dirección del Hospital San Miguel y una oficina contigua”, tituló la información y amplió: “Tomamos conocimiento de la penosa situación que sufrió el personal y la mismísima directora del nosocomio en horas del mediodía de hoy”.
Indicaron que “fuertes ráfagas de viento y lluvia sobre San Salvador en las últimas horas han originado alerta en la población, y sin lugar a dudas una difícil situación que se vivió en nuestro hospital. Se desplomó parte del cielorraso y el agua cubrió el lugar obligando a trasladar expedientes, sábanas y otros elementos a otra dependencia”.
“La directora experimentó en primera persona el hecho.  En tanto que el teléfono de L. Franco ¨coordinador departamental de Arquitectura¨ (equipo del senador Larrarte) no fue atendido”, afirmaron.
El Comité U.C.R. San Salvador se solidariza con el personal y dirección del Hospital San Miguel y se encuentra a entera disposición en lo que sea de utilidad.

La respuesta de Larrarte

Luego de conocerse la respuesta oficial, el senador por San Salvador, Lucas Larrarte, manifestó que “aunque habitualmente pedimos a quienes colaboran en la gestión hacer política propositiva, generar proyectos y realizar acciones de bien común; en algunas oportunidades nos vemos en la necesidad de solicitarles que aclaren y expliquen a la población situaciones como estas”.
“Quiero pensar que quienes hicieron la publicación del Comité contaban con mala información y no con mala intención”, finalizó.

Reporte Cuatro