La inflación se disparó un 3,1% en el mes de diciembre, impulsada por el incremento en el precio de los servicios de gas y electricidad. Se trata de la máxima suba del último año y medio.

El incremento de las tarifas en el gas y la electricidad fueron el principal factor que explica el incremento en el nivel general de precios.

De esta manera, la inflación del 2017 fue del 24,8%, un número muy por encima de las estimaciones iniciales del Gobierno Nacional, que había propuesto una meta inflacionaria de entre el 12% y el 17% para el año que cerró.

Nexofin