El precio se determinaría de acuerdo con una fórmula consensuada con el sector, para dar certeza de cómo se establecer de ahora en adelante, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

La iniciativa se presentó tras la polémica generada en el sector de biocombustibles luego de que el Ministerio de Energía dispuso una baja del precio del bioetanol. Ambos legisladores consideraron que la decisión “castiga duramente a los productores cañeros y plantas industriales”.

Para Mirkin y Alperovich, la resolución de la cartera que dirige Juan Aranguren “pone en riesgo miles de puestos de trabajo, con el agravante que la medida adoptada sólo traerá mejoras al sector petrolero, en desmedro del pleno desarrollo de la económica de la región”.

También consideraron que la resolución impactará “negativamente en las principales industrias y en la producción agrícola cañera de la provincia de Tucumán y del norte del país”.

“Se estima que serían 5000 los despidos”, indicaron y reforzaron que la transferencia de recursos de los productores cañeros a las petroleras alcanzaría los $ 4300 millones.

El proyecto de Ley modifica el modo de calcular el precio del bioetanol, agregando tan solo dos artículos en el régimen de regulación y promoción para la producción y uso sustentable de los biocombustibles, Ley 26.093, y su extensión el Bioetanol de caña de azúcar, Ley 26.034. “Cuando se establecieron esos regímenes se abrió un horizonte de oportunidades para el campo de la energía que trajo muchísimos beneficios como el emplazamiento de plantas industriales con cuantiosas inversiones, convirtiendo a la Argentina en uno de los principales exportadores del mundo”, remarcaron los senadores.

El Cronista