Más de 10 dotaciones de bomberos seguían trabajando esta mañana para intentar apagar el fuego en la distribuidora Celeste y Blanca el depósito de la librería Celeste y Blanca, situada en Miguel David 4.450 de la capital entrerriana. Desde Bomberos Zapadores confirmaron que la estructura colapsó, que las pérdidas son totales y que este martes, a las 6.30 todavía seguían las tareas para extinguir el incendio que se desató pasada la medianoche.

El fuego se propagó rápidamente, debido al material altamente inflamable que había en el interior, mientras que el viento también facilitó la propagación. La estructura colapsó totalmente.
A la tarea de los Zapadores se sumaron bomberos voluntarios de Paraná, Aldea Brasilera, Crespo y General Ramírez.

La destrucción es total, pero afortunadamente no hubo que lamentar víctimas ni lesionados de ningún tipo.

“Hay mucho fuego todavía. Hay que verificar a dónde fue el origen para determinar las causas”, indicaron desde Bomberos Zapadores, al tiempo que acotaron que “se cortó el suministro eléctrico en la zona para facilitar las tareas por lo cables de alta tensión”, precisaron a radio La Voz.

El once