Un terrible caso conmociona a la localidad bonaerense de Pilar, donde un nene de 10 años terminó matando a su papá al intentar defender a su mamá de una golpiza. El dato que suma impacto a la noticia es que la historia de vida del hombre que falleció se había dado a conocer como un ejemplo, ya que, a pesar de haber perdido sus 2 piernas, trabajaba como albañil.

¿Qué sucedió?

El domingo 25 de noviembre alrededor de las 14:00 en la vivienda que Sergio Juárez, de 36 años, compartía con su esposa y sus dos hijos (10 y 15 años) en la zona de Champagnat se registró una fuerte discusión.

Según consignan fuentes policiales, en medio de esta disputa Juárez habría empezado a maltratar físicamente a la mujer frente a los chicos. Allí fue cuando el menor tomó un cuchillo de uso doméstico y lo incrustó en la zona lumbar del cuerpo de su padre.

Cuando vieron que el hombre se desangraba, la víctima de violencia de género llamó a la ambulancia que de inmediato lo trasladó al Hospital Sanguinetti. A pesar de la operación a la que fue sometido, se constató que Juárez había muerto.

Ya había sido denunciado

Se confirmó que la mujer ya había realizado varias denuncias por violencia de género en 2018 en contra de su marido.

Los vecinos reconocieron que esas discusiones violentas en la casa de familia eran “cotidianas”.

Viralización de su historia

El pasado 18 de octubre, el video en el que un cliente de Juárez lo registra trabajando se viralizó en redes sociales: “Lo recomiendo, alguien que esté precisando un albañil de confianza, él es de confianza. Es una persona con una discapacidad móvil pero que no le afecta en nada. Tiene toda la voluntad del mundo”, se le escucha decir detrás de la cámara.

Trabajaba como albañil y parquista, a pesar de haber perdido sus dos piernas en un accidente ferroviario cuando tenía 8 años.

La causa quedó a cargo del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Pilar, a cargo de la fiscal Paula Romeo.