La Cumbre de Presidentes del G20 no traerá resultados inmediatos en materia de inversiones para la Argentina, pero sí se espera obtenerlos en las reuniones bilaterales que el presidente Mauricio Macri mantendrá con líderes mundiales en paralelo a este cónclave que por primera vez se realizará en el país

Así lo señaló el director de Políticas Públicas e Investigación del “Think 20 (T20)”, Pablo Ava, al explicar que las ventajas que la Argentina logrará a partir de este encuentro internacional “se verán en el mediano plazo”.

Ava consideró que “muy probablemente el país logre consenso del G20 sobre temas propuestos como el ´futuro del trabajo´, la ´sustentabilidad de la producción alimentaria´ y la ´necesidad de financiar obras de infraestructura del sector privado”.

Ava, quien también integra el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), destacó el hecho de que el país se posicionará “en el centro de la escena internacional” durante los días de la Cumbre.

Entre otros convenios, la Argentina prevé firmar con China más de 30 acuerdos bilaterales cuando el presidente del gigante asiático, Xi Jinping, se reúna con el jefe de Estado argentino tras la cumbre que se realizará entre el 30 de noviembre y el primero de diciembre próximos.

La comunidad del “Think 20” fue una de las que deliberó en el marco de los encuentros preparatorios con vistas a la cumbre, para transmitir sus recomendaciones de políticas a Macri y debatir sobre “asuntos relevantes para la gobernanza global”.

“Esta cumbre es importante desde el punto de vista político internacional, porque colocará al país en el centro de importancia de la agenda mundial”, señaló Ava.

Explicó que “en el G20 hay fundamentalmente discusiones políticas, y las inversiones seguramente llegarán de los múltiples encuentros bilaterales que el presidente Macri mantendrá con sus pares de países desarrollados”.

Recordó que en el G20 las decisiones “se toman por consenso y puede haber acuerdos sobre el futuro de la multilateralidad, que se insista en que los países deban apoyarse en los sistemas de arbitraje en disputas o controversias, y no se tomen decisiones unilaterales, como ocurre en el conflicto comercial entre Estados Unidos y China”.

“En principio no creo que se vaya a superar de manera inmediata la polémica sobre ´libertad comercial´ o ´proteccionismo´, porque los países vienen implementando medidas en defensa de sus propias economías, y es difícil que se resuelvan de un día para el otro”, indicó.

Ava dijo que se trata de “controversias estructurales que llevan un tiempo superarlas, como pasa en las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea, que tienen ya un tiempo importante de negociaciones”.

Si bien sostuvo que “no hay que esperar que de un día que estos temas se solucionen”, destacó la importancia de que el G20 “da un marco para continuar el diálogo y retomar los ejes del dialogo multilateral”.

Ava confió en que la cumbre “seguramente será exitosa, por el hecho de lograr un consenso sobre temas en los que hay tensión en un mundo convulsionado”.

En ese escenario complejo, dijo que a la Argentina “le toca cumplir un papel de constructor de consensos, en un contexto internacional difícil y, de lograrlo, este encuentro será importante y exitoso para el país”.