Amado Boudou está cumpliendo 5 años y 10 meses de prisión por haber sido encontrado culpable de querer quedarse ilegalmente con empresa de impresión de billetes más grande del país: Ciccone Calcográfica. La sentencia la dictó el Tribunal Federal Oral N° 4° y confirmada en forma unánime, el 17 de julio, por La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal,

Mucho antes, el 9 de abril de 2012 cuando todavía disfrutaba de los albores del poder, Boudou hizo un último intento para zafar del delito de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública del que luego fue encontrado culpable: conjeturó que una “organización mafiosa” quiso involucrarlo en el caso Ciccone. Y acusó al entonces Procurador General de la Nación, Esteban Righi, como el jefe de la banda.

A las seis de la tarde del 10 de abril de 2012, un día después de la acusación de Amado Boudou, Esteban Righi abandona el edificio de la Procuración General.

Righi no soportó ni 24 horas la presión política del kirchnerismo, que con Cristina Kirchner a la cabeza, se abroqueló para defender a Boudou, El 10 de abril, el ex Procurador presentó su renuncia. La ex presidenta se la aceptó inmediatamente, sin siquiera recibirlo. En su lugar, Cristina nombró a Gils Carbó. Esteban Righi murió el 5 de marzo pasado,15 días después de que Boudou volviera a la cárcel para terminar de cumplir su condena.

Este domingo, la figura de Righi volvió a ser renombrada. Alberto Fernández intentará rescatar la estrella del fallecido abogado peronista denostado por Boudou y  buena parte del séquito kirchnerista. En un tuit, el candidato a presidente más votado en las PASO dijo que Righi fue su maestro y convocó a hacerle un homenaje público.

“Esteban Righi fue mi maestro, mi amigo y un gran Procurador General ante la Corte Suprema” posteó Alberto Fernández. A continuación expresó: “Junto a otros juristas y amigos a los que nos preocupa que se respeten los derechos en República, mañana vamos a homenajearlo en mi querida Facultad de Derecho de la UBA. Te esperamos”.

La publicación en las redes sociales del candidato a Presidente fue acompañada por una imagen de Righi: allí Fernández lo evoca como un “Profesor Emérito del Derecho Penal en el sistema republicano“:

El homenaje se realizará este lunes a las 10 en la Facultad de Derecho. Entre los disertantes estarán los ex ministros Rafael Bielsa y León Arslanian. Pero el símbolo que Fernández eligió para encabezar el acto es el que representa Enrique Bacigalupo, ex Procurador General de Héctor Cámpora y exiliado a España en los inicios de la dictadura militar.

En la península ibérica, Bacigalupo hizo una enorme carrera: se terminó de formar en Madrid y llegó a integrar el Tribunal Supremo de ese país. Inclusive fue abogado de Messi. Pero el mensaje político judicial que Alberto Fernández parece querer dar es otro: Bacigalupo sostiene y defiende una doctrina que se da de bruces con la que pregona el ex ministro de la Corte, Eugenio Zaffaroni.