Una de las grandes victorias argentinas de los Juegos de la Juventud estuvo en el Lawn Tenis de Palermo y la gran victoria tiene nombre y apellido

En el momento de que logró su pase a los cuartos de final, Facundo Díaz Acosta se dio cuenta que su próximo rival se trataba del número 1 del mundo en la categoría junior, Tseng Chun-hsin, que llegaba con las victorias en Roland Garros y Wimbledon en sus espaldas.

Sin temor a la derrota y con el reciente cruce de 2018 a su favor, el de Martínez no se mostró superado por el de China Taipei, y en dos sets (6-2 6-4) se pudo quedar con el partido y el pase a la semifinal, dando uno de los grandes batacazos de la jornada.

Más tarde, se presentó para jugar el dobles junto a Sebastián Báez (cayó en cuartos de final en single) y juntos lograron pasar a las semifinales en esa categoría, lo que dejó un cierre de semana electrizante al zurdo, con la chance de conseguir dos medallas olímpicas.

Un mimado por Nalbandián y Sabatini
Facundo tiene una larga trayectoria en el tenis, desde que decidió agarrar la raqueta a los seis años y nunca decidió soltarla. A partir de allí, comenzó su carrera que se sigue acrecentando en la academia de Monachesi en el Liceo Naval, donde se presentó como uno de los jóvenes más prometedores de Argentina.

En la última temporada y tras varios años de crecimiento, se presentó en sus primeros Grand Slam. SI bien su producción no fue la esperada, el joven creció mucho desde el juego y logró asentarse en el puesto 13, además de haber sumado sus primeros puntos en el ATP, tras un Future en Neuquén.

Desde su llegada al Parque Olímpico y gracias al apoyo de su familia, Díaz Acosta se sintió muy cómodo en sus comienzos, además de tener cerca a dos grandes leyendas como Gabriela Sabatini y David Nalbandían, ambos embajadores, que lo aconsejan en su camino en Buenos Aires 2018.

Por las medallas

Ahora, el zurdo tiene la chance de meterse en la lucha por una presea cuando enfrente al búlgaro Adrian Andreev, este jueves desde las 10 de la mañana, y luego el viernes tendrá la chance de meterse en la final de dobles, cuando enfrente, junto con Báez, a Ondrej Styler y Dalivor Svrcina, de República Checa.