La indignación de los vecinos ante el asesinato de Micaela García, se volcó a las calles, con marchas en el país y escraches al Juez Rossi.

“¡Basta de leyes patriarcales!”, “¡Vivas nos queremos!”, “Rossi negligente, encubridor y asesino”, son algunos de los mensajes escritos en horas de esta tarde frente a la casa del juez.

El juez Carlos Rossi, quien le otorgó libertad condicional a Sebastián Wagner, fue escrachado en su domicilio de la ciudad de Gualeguaychú.

Wagner había sido condenado en 2013 a nueve años de prisión por violar a dos a estudiantes en Concepción del Uruguay y Rosario del Tala. Antes de cumplir los cinco años de esa condena, el juez Rossi lo benefició con la libertad condicional, dejando de lado los informes del Servicio Penitenciario, que no recomendaba el otorgamiento de tal beneficio.