Un bebé fue encontrado muerto este jueves 05/07 por la tarde dentro de una bolsa que había sido arrojada en un contenedor de basura ubicado en el barrio porteño de Recoleta. Intentarán extraerle ADN para saber quién era la mamá que lo abandonó.
Un hombre en situación de calle encontró el jueves 05/07 por la tarde un feto con placenta y cordón umbilical dentro de un tacho de basura ubicado en French y Laprida, en pleno barrio porteño de Recoleta.
El hombre, que quedó con una crisis de nervios tras el hallazgo,  le avisó a una vecina, que a su vez llamó a un bombero; y que si bien intentó reanimar al bebé, ya estaba muerto.
El SAME llegó al lugar y constató la muerte. Los investigadores aún no pudieron determinar si había llegado a nacer, pero analizan el caso como “averiguación de causal de muerte”.
El recién nacido había tenido entre 8 y 9 meses de gestación. Estaba en una bolsa de nylon negra, dentro del contenedor de residuos. El bebé todavía tenía el cordón umbilical y restos de placenta.
Igualmente, se conoció que un equipo científico de la Policía de la Ciudad trasladó el feto a la morgue, en donde los especialistas intentarán extraer ADN de la placenta para luego determinar quién era la mamá.